Creative Commons BY-NC-ND/EOM

Creative Commons BY-NC-ND/EOM

 De crisis a crisis. Todavía sin recuperarnos de las consecuencias de la crisis económica de 2008, desencadenada por los problemas financieros de entidades y particulares en todo el planeta, y junto al estallido de la burbuja inmobiliaria, llegamos a la actual crisis (aún más dura) provocada por la pandemia del coronavirus. En la década entre 2008-2017, los salarios en las economías más desarrolladas como EEUU, Canadá, Europa o Japón se estancaron, sino retrocedieron.

Estos datos proceden de Global Wage Report 2018/19, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Mientras en las economías de Asía-Pacífico, con numerosos países en desarrollo, los sueldos  tuvieron aumentos significativos, mientras que en la zona de América Latina la evolución fue leve.