El Confidencial

El Confidencial

España ha tardado una década en recuperar el nivel del PIB que tenía antes de la crisis financiera de 2008. Las exportaciones han ayudado a que ese crecimiento de la riqueza sea más sano que en épocas precrisis, pero hay otro cambio que no parece recuperarse y es el trasvase de las rentas.

Los salarios solo representan el 47,3% del PIB, el dato más bajo de toda la serie histórica. La economía española ha transferido 40.000 millones de salarios a beneficios del capital durante la crisis (excedente bruto de explotación). España, junto con Grecia, es el único país de la Unión Europea que contribuye de forma negativa al incremento de la renta y que no ha recuperado los niveles previos a 2008

Según datos publicados por Eurostat, la renta salarial española se ha reducido en 9.500 millones de euros desde hace una década, lo que se traduce en una caída de casi el 2%