Gtres

Gtres

Las hipotecas para jóvenes son un producto financiero especial. Están diseñados especialmente para personas de entre 18 y 35 años que quieren comprar una vivienda y cuyas características, necesidades y demandas suelen ser diferentes al de los clientes de otras franjas de edad. Por ejemplo, la falta de ahorros o a una reducida antigüedad laboral.

No todos los bancos aplican las mismas condiciones a estos préstamos hipotecarios, aunque algunas las ventajas más comunes en el mercado se encuentran unos plazos más largos de contratación, bonificación en los tipos de interés, carencias en los primeros meses o un mayor porcentaje de financiación. Repasamos qué ofrecen las entidades a los jóvenes que quieren comprar vivienda, qué requisitos deben cumplir, dónde encontrar este tipo de financiación y cómo elegir la mejor alternativa:

Qué es una hipoteca para jóvenes

Las denominadas hipotecas para jóvenes, o simplemente hipoteca joven, es un tipo de hipoteca que algunas entidades bancarias ofrecen a las personas entre 18 y 35 años. Este tipo de producto hipotecario se caracteriza por estar pensado y diseñado para las personas que se encuentran en este rango de edad y que, por lo general, suelen tener unas condiciones financieras concretas que se ajustan al perfil de personas en este rango de edad. Por ejemplo, falta de ahorro, falta de antigüedad laboral, etc.

Ventajas de las hipotecas para jóvenes

Hay que tener en cuenta que las hipotecas para jóvenes no son iguales en todos los bancos. Por ello, cada producto hipotecario puede presentar sus propias particularidades. Sin embargo, en la mayoría de los casos, al hablar de hipotecas para jóvenes nos vamos a encontrar con las siguientes ventajas:

  • Posibilidad de disponer de un período inicial de carencia de capital.
  • Bonificaciones en el tipo de interés.
  • En muchos casos, sin comisiones de apertura.
  • Plazos de amortización del préstamo que pueden alcanzar hasta los 40 años.
  • Financiación de hasta el 90% de la vivienda en muchos casos.
  • Ayudas a la hipoteca joven provenientes de la Administración Pública (Estado, ayuntamientos, etc.).

Requisitos para solicitar una hipoteca joven

Es necesario tener cuenta que, a la hora de solicitar una hipoteca joven, es necesario cumplir unos requisitos que pueden variar de un banco a otro. Pero, en la mayoría de los casos, son los siguientes:

  • Ser menor de 35 años (y otra edad según la entidad bancaria).
  • Que la hipoteca esté destinada a la compra de una primera vivienda.
  • Dependiendo del banco, puede ser necesario contar con un capital inicial si el banco en cuestión no financia el 100% del precio del inmueble.
  • Contar con un contrato de trabajo o una situación laboral estable.
  • Contar con un aval en el caso de que no se cuente con suficiente antigüedad laboral.
  • En algunos casos, para acceder a la hipoteca joven se deben contratar otros productos del banco (por ejemplo, seguros de vivienda o similares).

Cómo encontrar una hipoteca joven

Además de los diferentes requisitos que cada banco puede exigir para conceder una hipoteca joven, hay que tener en cuenta que las condiciones de cada producto hipotecario también pueden variar de una entidad a otra. Por eso, es indispensable comparar las hipotecas disponibles en el mercado para encontrar la mejor hipoteca que se ajuste a nuestras necesidades y características antes de tomar una decisión. 

Y una forma rápida y sencilla de saber qué hipotecas para jóvenes hay disponibles actualmente es utilizar comparadores online de hipotecas, como el comparador de hipotecas de idealista. Esta herramienta permite conocer las opciones hipotecarias que existen, lo que ayudará a elegir la alternativa que mejor se ajusta a las necesidades y preferencias de cada cliente. 

¿Es obligatorio que los menores de 35 años soliciten hipotecas para jóvenes?

Aunque las hipotecas para jóvenes suelen ser la mejor opción para este perfil de personas, esto no significa que por ser menor de 35 años estemos obligados a contratar este producto cuando queremos firmar una hipoteca.

Las hipotecas para jóvenes suelen ser la mejor opción para este perfil porque tiene en cuenta las características generales de este colectivo. Sin embargo, puede darse el caso de que una persona joven cuente con unas condiciones concretas que lo diferencie de la mayoría y que, en este caso, pueda interesarle más optar por una hipoteca estándar en lugar de hacerlo por una hipoteca joven.

En cualquier caso, y precisamente por esto, es importante recordar la importancia de comparar hipotecas antes de escoger un producto u otro. Ya que será la mejor manera de tener una visión completa que nos dé la perspectiva que necesitamos para saber qué hipoteca es la que mejor se adapta a nuestro perfil, teniendo en cuenta tanto nuestra situación económica como nuestras preferencias personales como hipotecado.