Haya Real Estate asienta las bases de su negocio en un nuevo cuartel general. La compañía, una de las principales en gestión de deuda y activos inmobiliarios, ha trasladado su sede corporativa a un nuevo inmueble de 8.150 m2 que se encuentra estratégicamente ubicado junto al aeropuerto de Barajas y las principales vías de acceso a la capital.

Hasta ahora, la compañía contaba con sus oficinas en el Parque Empresarial Cristalia, en el número 3 de la vía de los Poblados. Ahora, la compañía se ha trasladado al número 27 de la cella de Medina de Pomar, en el edificio Plaza Aeropuerto II.

Las nuevas oficinas de Haya Real Estate cumplen con los estándares de eficiencia, innovación tecnológica y se encuentra conectadas con medios de transporte y vías de acceso a la capital.

Desde su nuevo cuartel general, Haya llevará a cabo su modelo de negocio, caracterizado por ofrecer un servicio integral que cubre la totalidad del ciclo inmobiliario, desde que se origina la deuda hasta la comercialización de los inmuebles, incluyendo también el desarrollo inmobiliario y la gestión patrimonial, así como un completo servicio de asesoramiento, intermediación y la titulización de activos inmobiliarios.

Haya administra la mayor cartera de REDs en toda España, comercializa más de 15.000 inmuebles al año a través de su portal inmobiliario haya.es y una amplia red comercial distribuida por todo el país.

Nuevas líneas de negocio

En esta nueva sede, Haya podrá sumar nuevas líneas de negocio. Entre ellas está la que anunció a principios de año, una nueva división de activos singulares y desarrollo inmobiliario para la gestión de inmuebles como naves, locales, proyectos residenciales completos u oficinas.

Juan Lostao, que será el encargado de dirigir esta nueva línea de negocio, coordinará la gestión de los activos singulares integrados en las carteras de Bankia, BBVA, Cajamar, Liberbank, Sareb y otros portfolios institucionales administrados por Haya.

Estra división también incluye obras paradas, que representan el 23% del total, así como de naves industriales, que suponen un 9 %.