Grupo Lar

Grupo Lar

Grupo Lar avanza en su estrategia de desarrollar vivienda de alquiler. Para ello, ha cerrado la compra de unos terrenos de 5.656 m2 de superficie edificable en la zona de Los Guindos, en Málaga, con el objetivo de levantar 76 viviendas de uno y dos dormitorios, que irán destinadas al arrendamiento.

Este nuevo proyecto residencial supondrá una inversión de unos 14,04 millones de euros y todas las viviendas incluirán plaza garaje y trastero, así como zonas comunes. Está previsto que los pisos estén terminados y puestos en el mercado en la segunda mitad de 2024. 

El desarrollo de Los Guindos es la segunda operación ‘build to rent’ que protagoniza la empresa española especializada en la inversión, desarrollo y gestión de activos inmobiliarios en Málaga. Y la quinta si tenemos en cuenta las tres promociones que tiene de viviendas destinadas a la venta. En total, la inversión alcanza los 88 millones de euros.

“Málaga está experimentando un gran crecimiento económico con la llegada de muchas empresas que apuestan por esta ciudad posicionándola como uno de los principales hubs tecnológicos a nivel europeo. Y es un referente como destino turístico de España por sus playas, gastronomía, personas, etc. Por eso, llevamos años apostando por Málaga y tenemos ya tres proyectos residenciales de gran envergadura. Además, como desde Grupo Lar creemos firmemente en el segmento de vivienda en alquiler, por eso en tan solo 3 meses hemos cerrado dos operaciones para crear un producto de calidad y con una gestión profesionalizada que realmente cubra las necesidades de nuestros futuros inquilinos” afirma Miguel Ángel Peña, CEO Residencial de Grupo Lar.

Los Guindos es una antigua zona industrial que ha experimentado un proceso de regeneración en los últimos años, con muy buena comunicación por metro con Málaga centro y a tan solo un kilómetro de la playa y con todos los servicios como centro comercial, hospital, colegios, etc.

El nuevo proyecto se enmarca dentro de la alianza que el grupo selló con Primonial a través de la creación de una ‘joint venture’ que contempla el desarrollo de una cartera de 5.000 viviendas en alquiler y unos 1.000 millones de euros en activos gestionados.