Fuente: Unsplash

Fuente: Unsplash

Los profesionales del sector inmobiliario siguen dando sus puntos de vista sobre la Ley de Vivienda. Javier Garcia-Mateo, socio de Strategy & Transactions de la consultora EY, asegura que la nueva legislación impulsada por el Gobierno de España provocará que las nuevas promociones de build-to-rent se reduzcan un 30%, pasando de 28.000 viviendas a 19.600.

“En teoría económica, intervenir el mecanismo natural de fijación de precios de cualquier mercado entre la oferta y la demanda termina provocando una drástica reducción de la oferta disponible en el medio plazo. Además la oferta “viva” siempre tiende a perder calidad pues los oferentes solo están dispuestos a poner en el mercado su “peor producto ya que no pueden transaccionales a su precio de equilibrio, sino a un nivel inferior”, explica García-Mateo.

En enero 2021, a través del estudio “The Housing Property Telescope”, EY preveía un volumen de nueva oferta residencial para alquilar (BTR) de 28.000 unidades para todo el país hasta 2025. “Este volumen no es más que el 5,4% del total de la nueva oferta proyectada para este periodo. Establecer un mecanismo de limitar el precio del alquiler supone un riesgo de discontinuidad para buena parte de estos proyectos que todavía están en fase de diseño y búsqueda de financiación”, sostiene el experto.

“Estos nuevos proyectos están basando su estrategia en ofrecer una calidad superior al stock histórico del mercado de alquiler de nuestro país, el cual adolecía de una calidad suficiente para satisfacer las necesidades futuras de las familias españolas de clase media. Estimamos que las medidas adoptadas por el gobierno podrían poner en cuarentena la construcción de al menos un tercio de la nueva oferta de alquiler proyectada entre 2021 y 2025 (10.000 viviendas de las 28.000 en total). Igualmente estas medidas van a suponer un freno a la inversión extranjera en nuestro país ya que detrás de promoción de vivienda en alquiler están inversores institucionales”.