Relojes de hormigón

Relojes de hormigón

Fuente: Forsberg Form

El hormigón es posiblemente el material de construcción más utilizado por la humanidad. Desde los albores del Imperio Romano, esta mezcla de cemento, arena, agua y grava ha ido formando parte de todo tipo de construcciones. Hoy en día, lo podemos encontrar en edificios, puentes, aceras o carreteras. Sin embargo, su color gris, junto con su aspecto tosco y robusto, han hecho que durante años lo hayamos dejado relegado a grandes estructuras e incluso lo hayamos ocultado en paredes y muros.

Pese a ello, numerosos diseñadores están apostando por el hormigón para idear muebles y utensilios que encajarían en cualquiera de nuestros hogares. Con sus creaciones, demuestran que el hormigón no tiene nada de aburrido. He aquí varios ejemplos: 

Un sillón clásico al detalle

<img alt="Un sillón clásico al detalle" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2018-02/bentudesign.jpg?sv=6P2ejN37" data-has-syndication-rights="1" data-caption="Un asiento de estilo victoriano / Fuente: Bentu Design" data-description="

Aunque, a simple vista, te parezca un sillón de estilo victoriano más, lo cierto es que este mueble está creado íntegramente con hormigón. Para su creación, el estudio chino Bentu Design, pionero en innovar con este material, se unió a los estudiantes de la Academia de Bellas Artes de Guangzhou para diseñar algo diferente. Por eso, lejos de utilizar una técnica común, como podía ser utilizar un molde para darle forma, cogieron un antiguo sofá y lo cubrieron de hormigón. Así consiguieron dar forma a cada uno de sus singulares detalles y acabados: desde la hoja de su respaldo y sus motivos florales en las patas hasta la forma del tapizado o la curvatura de los reposabrazos. Ahora bien, obviamente, el sillón es menos cómodo de lo que parece.

” data-title=”Un sillón clásico al detalle” data-portal-copyright=”Fuente: Bentu Design” data-fid=”1957148″ width=”700″ height=”336″/>

Un asiento de estilo victoriano / Fuente: Bentu Design

Aunque, a simple vista, te parezca un sillón de estilo victoriano más, lo cierto es que este mueble está creado íntegramente con hormigón. Para su creación, el estudio chino Bentu Design, pionero en innovar con este material, se unió a los estudiantes de la Academia de Bellas Artes de Guangzhou para diseñar algo diferente. Por eso, lejos de utilizar una técnica común, como podía ser utilizar un molde para darle forma, cogieron un antiguo sofá y lo cubrieron de hormigón. Así consiguieron dar forma a cada uno de sus singulares detalles y acabados: desde la hoja de su respaldo y sus motivos florales en las patas hasta la forma del tapizado o la curvatura de los reposabrazos. Ahora bien, obviamente, el sillón es menos cómodo de lo que parece.

Una moderna mesa

<img alt="Una moderna mesa" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2018-02/daevas.jpg?sv=q503aiyN" data-has-syndication-rights="1" data-caption="Un tablero con forma de disco y aire persa / Fuente: Daevas" data-description="

El estudio de diseño italiano Daevas también ha recurrido el hormigón para crear esta original mesa. En concreto, han ideado un tablero con forma de disco y con acabados decorativos inspirados en la cultura persa. Aunque, sin duda, no es lo más llamativo de este peculiar mueble. Este bonito tablero se sustenta sobre un recipiente de vidrio que en su día sirvió para almacenar vino y ahora cuenta con agua para convertirse en un jarrón. Así, esta mesa combina a la perfección robustez y fragilidad.

” data-title=”Una moderna mesa” data-portal-copyright=”Fuente: Daevas” data-fid=”1957172″ width=”600″ height=”400″/>

Un tablero con forma de disco y aire persa / Fuente: Daevas

El estudio de diseño italiano Daevas también ha recurrido el hormigón para crear esta original mesa. En concreto, han ideado un tablero con forma de disco y con acabados decorativos inspirados en la cultura persa. Aunque, sin duda, no es lo más llamativo de este peculiar mueble. Este bonito tablero se sustenta sobre un recipiente de vidrio que en su día sirvió para almacenar vino y ahora cuenta con agua para convertirse en un jarrón. Así, esta mesa combina a la perfección robustez y fragilidad.

A la luz del hormigón

<img alt="A la luz del hormigón" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2018-02/ben_uyeda.jpg?sv=VMyKyAZE" data-has-syndication-rights="1" data-caption="Una lampara original y barata / Fuente: Ben Uyeda/Brit+Co" data-description="

Las lámparas tampoco podían faltar en esta nueva moda. En este caso, se trata de una que podemos hacer nosotros mismos en casa. El galardonado diseñador y socio del estudio de arquitectura y diseño ZeroEnergy, Ben Uyeda, ha explicado que para crear esta original lámpara solo se necesita un saco de hormigón, un par de botellas de plástico y unos cuantos tornillos, roscas y cables.

Las botellas se usarán como molde para crear la estructura de hormigón del utensilio, que después se fijará a la pared. Así que si te gustan las manualidades, además de divertirte, tendrás una lámpara original a un precio muy económico. Según Uyeda, afincado en Boston, con solo un saco de hormigón de 6 dólares (casi 5 euros) se pueden fabricar más de 15 lámparas.

” data-title=”A la luz del hormigón” data-portal-copyright=”Fuente: Ben Uyeda/Brit+Co” data-fid=”1957174″ width=”800″ height=”582″/>

Una lampara original y barata / Fuente: Ben Uyeda/Brit+Co

Las lámparas tampoco podían faltar en esta nueva moda. En este caso, se trata de una que podemos hacer nosotros mismos en casa. El galardonado diseñador y socio del estudio de arquitectura y diseño ZeroEnergy, Ben Uyeda, ha explicado que para crear esta original lámpara solo se necesita un saco de hormigón, un par de botellas de plástico y unos cuantos tornillos, roscas y cables.

Las botellas se usarán como molde para crear la estructura de hormigón del utensilio, que después se fijará a la pared. Así que si te gustan las manualidades, además de divertirte, tendrás una lámpara original a un precio muy económico. Según Uyeda, afincado en Boston, con solo un saco de hormigón de 6 dólares (casi 5 euros) se pueden fabricar más de 15 lámparas.

Unos duros ‘pufs’

<img alt="Unos duros ‘pufs’" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2018-02/miriamestevez.jpg?sv=YJz-rWPY" data-has-syndication-rights="1" data-caption="Están hechos de una tela de hormigón moldeable / Fuente: Miriam Estévez" data-description="

La diseñadora española Miriam Estévez también ha querido utilizar el hormigón para sorprender. En su caso, escogió un material conocido como Concrete Canvas, que consiste en una tela de hormigón moldeable que se endurece al hidratarla con agua. Con ella dio forma a estos singulares asientos de su colección Fabric. Su intención era combinar dos sensaciones diferentes: por un lado, la calidez del tejido conseguida con las formas del material dúctil, y, por otro, la frialdad del propio hormigón.

” data-title=”Unos duros ‘pufs’” data-portal-copyright=”Fuente: Miriam Estévez” data-fid=”1957149″ width=”830″ height=”553″/>

Están hechos de una tela de hormigón moldeable / Fuente: Miriam Estévez

La diseñadora española Miriam Estévez también ha querido utilizar el hormigón para sorprender. En su caso, escogió un material conocido como Concrete Canvas, que consiste en una tela de hormigón moldeable que se endurece al hidratarla con agua. Con ella dio forma a estos singulares asientos de su colección Fabric. Su intención era combinar dos sensaciones diferentes: por un lado, la calidez del tejido conseguida con las formas del material dúctil, y, por otro, la frialdad del propio hormigón.

Taburetes tejidos

<img alt="Taburetes tejidos" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2018-02/florianschmid.jpg?sv=OhO_m66B" data-has-syndication-rights="1" data-caption="Un taburete con formas / Fuente: Florian Schmid" data-description="

Con el mismo material utilizado en los diseños de Miriam Estévez, el alemán Florian Schmid ha creado su colección Stitching Concrete (‘cosiendo hormigón’ en inglés). En esta ocasión, el diseñador ha optado por ofrecernos asientos con forma de taburete donde juega con bases de diferentes formas, como conos o triángulos. Además, destaca su acabado: recubrir todos los bordes del asiento con llamativos hilos de colores les aporta un aspecto artesanal.

” data-title=”Taburetes tejidos” data-portal-copyright=”Fuente: Florian Schmid” data-fid=”1957151″ width=”600″ height=”400″/>

Un taburete con formas / Fuente: Florian Schmid

Con el mismo material utilizado en los diseños de Miriam Estévez, el alemán Florian Schmid ha creado su colección Stitching Concrete (‘cosiendo hormigón’ en inglés). En esta ocasión, el diseñador ha optado por ofrecernos asientos con forma de taburete donde juega con bases de diferentes formas, como conos o triángulos. Además, destaca su acabado: recubrir todos los bordes del asiento con llamativos hilos de colores les aporta un aspecto artesanal.

Relojes de pie minimalistas

<img alt="Relojes de pie minimalistas" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2018-02/forsberg_form.jpg?sv=cbKqAVTD" data-has-syndication-rights="1" data-caption="De diferentes tamaños y formas, incorporan mármol y antracita / Fuente: Forsberg Form" data-description="

Cuando nos imaginamos un reloj de pie, todos solemos pensar en los clásicos muebles de madera con acabados en tonos dorados y un gran péndulo como protagonista. Aunque estos diseños todavía triunfan en las decoraciones más tradicionales, también existen opciones con hormigón. Una de ellas es la del diseñador con sede en Gotemburgo (Suecia), Johan Forsberg, que ha creado estos singulares relojes con tres mezclas diferentes de hormigón. Para conseguir diferentes colores y acabados, ha incorporado otros materiales como el mármol blanco o la antracita negra. Además, estos atractivos relojes se pueden encontrar en varios tamaños y con diferentes formas.

” data-title=”Relojes de pie minimalistas” data-portal-copyright=”Fuente: Forsberg Form” data-fid=”1957153″ width=”600″ height=”600″/>

De diferentes tamaños y formas, incorporan mármol y antracita / Fuente: Forsberg Form

Cuando nos imaginamos un reloj de pie, todos solemos pensar en los clásicos muebles de madera con acabados en tonos dorados y un gran péndulo como protagonista. Aunque estos diseños todavía triunfan en las decoraciones más tradicionales, también existen opciones con hormigón. Una de ellas es la del diseñador con sede en Gotemburgo (Suecia), Johan Forsberg, que ha creado estos singulares relojes con tres mezclas diferentes de hormigón. Para conseguir diferentes colores y acabados, ha incorporado otros materiales como el mármol blanco o la antracita negra. Además, estos atractivos relojes se pueden encontrar en varios tamaños y con diferentes formas.

Una mecedora muy resistente

<img alt="Una mecedora muy resistente" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2018-02/paulsberg.jpg?sv=B4lif-tI" data-has-syndication-rights="1" data-caption="La primera del mundo fabricada en hormigón reforzado con fibra de carbono / Fuente: Paulsberg" data-description="

Bajo el nombre de Swing Chair, los creadores desde el estudio Paulsberg aseguran que la suya es la primera mecedora del mundo fabricada en hormigón reforzado con fibra de carbono. Sin duda, una pieza única que, para garantizar su comodidad, cuenta con un asiento con tapicería de cuero. Además, tampoco tendrás que preocuparte por si deja huella en el suelo: cuenta con un revestimiento en su base. Eso sí, si quieres una has de preparar la cartera: cuesta 3.970 euros.

” data-title=”Una mecedora muy resistente” data-portal-copyright=”Fuente: Paulsberg” data-fid=”1957173″ width=”675″ height=”470″/>

La primera del mundo fabricada en hormigón reforzado con fibra de carbono / Fuente: Paulsberg

Bajo el nombre de Swing Chair, los creadores desde el estudio Paulsberg aseguran que la suya es la primera mecedora del mundo fabricada en hormigón reforzado con fibra de carbono. Sin duda, una pieza única que, para garantizar su comodidad, cuenta con un asiento con tapicería de cuero. Además, tampoco tendrás que preocuparte por si deja huella en el suelo: cuenta con un revestimiento en su base. Eso sí, si quieres una has de preparar la cartera: cuesta 3.970 euros.

Accesorios tecnológicos hechos a mano

<img alt="Accesorios tecnológicos hechos a mano" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2018-02/samk.jpg?sv=7r8LRn1G" data-has-syndication-rights="1" data-caption="Routers, memorias extraíbles o bases para el móvil / Fuente: Sam Kronik" data-description="

Un ‘router’ con forma de macetero, una base para el iPhone o un lápiz de memoria son los inventos elaborados con hormigón, corcho y otros materiales del artista californiano Sam Kronick. En ellos, este graduado en Arquitectura en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (el prestigioso MIT) une elementos de la naturaleza con la tecnología para hacernos reflexionar sobre su consumo. Estos objetos se enmarcan dentro de la iniciativa The Consortium for slower internet, con la que pretende promover un uso tecnológico orientado a las necesidades del ser humano y no a los tiempos que marca la actual industria.

” data-title=”Accesorios tecnológicos hechos a mano” data-portal-copyright=”Fuente: Sam Kronik” data-fid=”1957175″ width=”800″ height=”533″/>

Routers, memorias extraíbles o bases para el móvil / Fuente: Sam Kronik

Un ‘router’ con forma de macetero, una base para el iPhone o un lápiz de memoria son los inventos elaborados con hormigón, corcho y otros materiales del artista californiano Sam Kronick. En ellos, este graduado en Arquitectura en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (el prestigioso MIT) une elementos de la naturaleza con la tecnología para hacernos reflexionar sobre su consumo. Estos objetos se enmarcan dentro de la iniciativa The Consortium for slower internet, con la que pretende promover un uso tecnológico orientado a las necesidades del ser humano y no a los tiempos que marca la actual industria.

Lo imprescindible para tu escritorio

<img alt="Lo imprescindible para tu escritorio" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2018-02/22_design_studio.jpg?sv=wXxkfXDO" data-has-syndication-rights="1" data-caption="Bolis, portalápices y dispensadores de cinta adhesiva dicen adiós al plástico / Fuente: 22 Design Studio" data-description="

Normalmente, nuestros accesorios de escritorio están fabricados a partir de plástico. Sin embargo, esos objetos también pueden crearse a partir de hormigón, o por lo menos es lo que propone 22 Design Studio. Este estudio taiwanés ha creado un set para escritorio que incluye portalápices, una base para depositar diferentes objetos y un dispensador de cinta adhesiva. Es más, incluso diseñan bolígrafos combinando el acero y el hormigón. Ese mismo estudio también cuenta con una línea de relojes y joyas hechas de este robusto material.

” data-title=”Lo imprescindible para tu escritorio” data-portal-copyright=”Fuente: 22 Design Studio” data-fid=”1957176″ width=”640″ height=”640″/>

Bolis, portalápices y dispensadores de cinta adhesiva dicen adiós al plástico / Fuente: 22 Design Studio

Normalmente, nuestros accesorios de escritorio están fabricados a partir de plástico. Sin embargo, esos objetos también pueden crearse a partir de hormigón, o por lo menos es lo que propone 22 Design Studio. Este estudio taiwanés ha creado un set para escritorio que incluye portalápices, una base para depositar diferentes objetos y un dispensador de cinta adhesiva. Es más, incluso diseñan bolígrafos combinando el acero y el hormigón. Ese mismo estudio también cuenta con una línea de relojes y joyas hechas de este robusto material.

También para tu cocina

<img alt="También para tu cocina" class="background-white" src="https://st3.idealista.com/news/archivos/2018-02/karan_desai.jpg?sv=tbJuO2dS" data-has-syndication-rights="1" data-caption="Estos accesorios protegen cualquier superficie / Fuente: Karan Desai Home/Facebook" data-description="

Gracias a su resistencia, el hormigón también es un material apto para fabricar algunos innovadores utensilios de cocina. Por ejemplo, con él se pueden crear botes para guardar sal, azúcar, café, pasta o cualquier ingrediente que se precie. También podemos encontrar posavasos o salvamanteles de hormigón que nos permiten proteger con total seguridad cualquier superficie. Su peso es quizás su mayor inconveniente para conquistar nuestras cocinas, pero sin duda estos utensilios pueden dar un toque original y moderno a nuestro hogar.

” data-title=”También para tu cocina” data-portal-copyright=”Fuente: Karan Desai Home/Facebook” data-fid=”1957177″ width=”500″ height=”497″/>

Estos accesorios protegen cualquier superficie / Fuente: Karan Desai Home/Facebook

Gracias a su resistencia, el hormigón también es un material apto para fabricar algunos innovadores utensilios de cocina. Por ejemplo, con él se pueden crear botes para guardar sal, azúcar, café, pasta o cualquier ingrediente que se precie. También podemos encontrar posavasos o salvamanteles de hormigón que nos permiten proteger con total seguridad cualquier superficie. Su peso es quizás su mayor inconveniente para conquistar nuestras cocinas, pero sin duda estos utensilios pueden dar un toque original y moderno a nuestro hogar.