La pequeña villa de Sepúlveda (Segovia), con poco más de 1.000 habitantes, esconde un palacete histórico del siglo XVI con unos 1.200 m2 en tres plantas, 10 habitaciones, ocho baños y un enorme jardín. Sale al mercado en idealista por 980.000 euros.

Las diferentes plantas tiene la ventaja de comunicarse por un ascensor, aunque mantiene las dos escalinatas originales. El dormitorio principal cuenta con 25 m2, vestidor, chimenea y baño completo en su interior. Además, tiene unas bonitas vistas al Parque Natural de las Hoces del río Duratón.

Como ocurre en las casas antiguas, los dormitorios se encuentran en la planta baja, mientras que la zona noble, y las de uso diario se encuentran en las plantas superiores.

El salón principal cuenta con 90 m2 y dos chimeneas francesas en ambos extremos del salón. Además, cuenta con otros dos salones y un comedor diario. La cocina cuenta con office, comedor de servicio y despensa.

El jardín privado alcanza los 166 m2, frondoso y bien consolidado con puerta de acceso directo a la calle. Los revestimientos exteriores de cantería, paredes de piedra natural y techos con artesonado de madera.

Salón

Salón

Comedor de diario

Comedor de diario

Dormitorio principal

Dormitorio principal

Comedor del salón principal

Comedor del salón principal

Detalles de las vigas de madera en el techo

Detalles de las vigas de madera en el techo

Salón comedor

Salón comedor

Cocina

Cocina

Salón principal

Salón principal

Bodega

Bodega

Vista general de Sepúlveda (Segovia)

Vista general de Sepúlveda (Segovia)

Detalles del jardín

Detalles del jardín