Alice Gao/Goodtime Hotel

Alice Gao/Goodtime Hotel

El hotel Goodtime, con 266 habitaciones, abre sus puertas en Miami Beach en un momento en el que EEUU trata de salir de la pandemia con una amplia campaña de vacunación. Con el cantante Pharrell Williams y el empresario del ocio nocturno David Grutman como principales accionistas, pretende ser un lugar de evasión y escape con buenas vibraciones, desde unos 195 euros la noche.

Después de cinco años de planificación, diseño, construcción y algún retraso con motivo de la pandemia del coronavirus, abre sus puertas este hotel con casi 10.000 m2 de colores pastel y estilo art decó. Goodtime trata de llevar a la realidad la idea de la canción más famosa del cantante Pharrell Williams ‘Happy’, sin dejar de lado las comodidades más modernas.

Junto a Williams aparece David Grutman, un empresario de la restauración y del ocio nocturno conocido en Miami, y que hace poco adquirió la antigua mansión de Alejandro Sanz en la ciudad costera.

Todas las habitaciones dan al mar, entre el Océano Atlántico y la Bahía Vizcaína espectaculares amaneceres, cuenta con uno de los restaurantes 360 grados de Strawberry Moon, la cadena de restaurantes de Grutman, piscina, gimnasio y un espacio para actividades sociales llamado la Biblioteca.

Alice Gao/Goodtime Hotel

Alice Gao/Goodtime Hotel

Alice Gao/Goodtime Hotel

Alice Gao/Goodtime Hotel

Alice Gao/Goodtime Hotel

Alice Gao/Goodtime Hotel

Alice Gao/Goodtime Hotel

Alice Gao/Goodtime Hotel

Alice Gao/Goodtime Hotel

Alice Gao/Goodtime Hotel

Alice Gao/Goodtime Hotel

Alice Gao/Goodtime Hotel

Alice Gao/Goodtime Hotel

Alice Gao/Goodtime Hotel