La estadística del Consejo General del Notariado sobre la compraventa de viviendas por parte de extranjeros durante el segundo semestre del año deja un total de 50.249 operaciones, un incremento interanual del 1,4%, y que representa el 18,2% del total de las compraventas realizadas durante esos seis meses.

Las operaciones realizadas por extranjeros se concentraron de nuevo en parte del litoral mediterráneo y ambos archipiélagos entre julio y diciembre. De hecho, las autonomías con mayor peso de compras de foráneos fueron Baleares (38,5%), Comunidad Valenciana (35,4%), Canarias (33,9%), y Murcia (29,6%). En ellas, la compraventa de vivienda por parte de extranjeros tiene mayor peso sobre el total, superando la media nacional.

Por nacionalidades, los británicos (15,3%), los extranjeros de fuera de la UE (12,1%), franceses (8,0%) alemanes (7,5%) y rumanos (7,1%) coparon las primeras posiciones en el número de operaciones realizadas. “Se consolida la recuperación de la actividad de los británicos, mostrada ya el segundo semestre del 2017, que tras las perspectivas de materialización del Brexit habían reducido notablemente sus compras”, destacan los notarios.

Por la parte de los precios, el promedio de la compraventa de viviendas realizadas por extranjeros se situó en 1.748 euros/m2, un 1,8% interanual más, a finales de año. Los extranjeros no residentes (2.080 euros /m2) pagaron mayores precios que los residentes (1.459 euros/m2), también por el mayor poder adquisitivo y por el tipo de vivienda que adquieren.

Las regiones más caras de España para los extranjeros son Baleares (2.987 euros/m2), Madrid (2.254 euros), País Vasco (2.130 euros) y Cataluña (2.008 euros). “La evolución indica que, en la segunda mitad de 2018, los precios medios en las operaciones en las que el comprador era nacional (4,6%) crecieron más que cuando fue un extranjero residente (2,7%) o no residente (2,7%)”, según los notarios.

Sin embargo, las nacionalidades que más dinero se gastan en comprar una vivienda en España son los estadounidenses (2.426 euros/m2), seguidos de los suecos (2.426 euros) y los suizos (2.304 euros). Estos datos salen de la media entre extranjero residente y extranjero no residente, pero cabe destacar que los ciudadanos ecuatorianos no residentes llegaron a pagar a 3.999 euros/m2 durante el pasado semestre. Le siguieron los chicos no residentes, que pagaron de media 2.957 euros/m2, y los estadounidenses no residentes, con 2.707 euros/m2.