Fuente: Unsplash

Fuente: Unsplash

Como en España, durante la pandemia muchos países del mundo llevaron a cabo medidas que protegían a los ciudadanos a la hora de hacer frente al pago de sus viviendas, ya sean de alquiler o propias. Estados Unidos también, hasta ahora: un juez federal en Washington, DC, dictaminó el miércoles que la orden emitida por el Centro de Control de Enfermedades (CDC), en el que se frenaban los desahucios, no era válida y que, a partir de ahora, no estaba vigente.

Según el juez, el CDC se extralimitó en su autoridad legal al emitir una moratoria de desalojo a nivel nacional, un fallo que podría afectar a millones de estadounidenses con dificultades. En un documento de 20 páginas, el juez de distrito, Dabney Friedrich, anuló la orden de los CDC, que se implementó por primera vez durante la pandemia de coronavirus bajo la administración Trump y que vencía el 30 de junio.

“Es función de los poderes políticos, y no de los tribunales, evaluar los méritos de las medidas políticas diseñadas para combatir la propagación de enfermedades, incluso durante una pandemia mundial”, afirma la orden. El juez, además, reseño si la Ley del Servicio de Salud Pública no otorga a los CDC la autoridad legal para imponer una moratoria de desalojo a nivel nacional.

Los defensores de la vivienda argumentaron que el nuevo fallo solo arroja más confusión en un espacio político ya caótico. A pesar de la moratoria, los desalojos han continuado debido a lagunas y diferentes interpretaciones legales.

Después de la decisión del miércoles, los defensores de los derechos de los inquilinos pidieron a la administración de Biden que no solo defienda la política, sino que intensifique las protecciones legales que mantendrán a las personas en sus hogares. 

La administración de Biden, en respuesta, ha indicado que apelará la decisión. El fallo no afecta las moratorias de desalojo estatales o locales. En Washington, DC, por ejemplo, sigue vigente la prohibición por deseo expreso del gobierno de todos los desalojos.