Fachada de las viviendas proyectadas

Recreación / Jennifer Bonner/Mall

Los Ángeles, capital de California, afronta un grave problema de vivienda para el que no está siendo capaz de encontrar una solución. Un problema que viene lastrando desde hace ya muchos años, como consecuencia de un notable aumento de población y una densidad muy alta, con una oferta que crece a un ritmo mucho más lento que la demanda.

Para paliar esta situación, se están desarrollando ideas por parte de las administraciones públicas, pero también por estudios privados. Una de ellas es la nueva propuesta de MALL, uno de los 14 estudios a los que el Departamento de Construcción y Seguridad de Los Ángeles ha invitado a participar en el Standard Plan Program para abordar la necesidad de Los Ángeles de ADU (unidades de vivienda accesoria) a precios asequibles.

En un esfuerzo por ayudar a fortalecer la disponibilidad local de viviendas asequibles, el proyecto ofrecerá a los residentes una selección de planes de construcción preaprobados para viviendas independientes prefabricadas. La idea es simplificar el proceso de obtención de permisos y acelerar la construcción de casas en espacios reducidos e, incluso, aprovechar los patios o jardines traseros para ello.

Lean-to ADU es el nombre de la propuesta presentada por MALL, con un diseño que recoge la influencia de los cobertizos típicos estadounidenses, al mismo tiempo que reinterpreta dos pilares arquitectónicos de Los Ángeles: la caja de estuco y el frente falso exagerado. En esencia, Lean-to ADU ofrece un programa flexible y asequible. Diseñada para cumplir con los códigos de construcción de la ciudad y lograr suficiente luz natural y ventilación cruzada sin importar su orientación, la casa de 48 m2 con una terraza en el techo de casi 12 m2 puede rotar para acomodar diversos lotes y paisajes y está construida con materiales de construcción estándar y técnicas de construcción que pueden adaptarse fácilmente.

A partir de cobertizos, cajas de estuco y bungalows, Lean-to ADU ofrece un lenguaje visual híbrido que complementa una amplia gama de casas delanteras de Los Ángeles. La forma general es un techo de cobertizo de metal y estuco negro texturizado, que se extiende de 2,5 a 5 metros de altura, que se asienta cuidadosamente sobre una caja de estuco blanco liso. Desde las elevaciones este y oeste, el techo se ve como un triángulo rectángulo tradicional con un suave paso de 3:12, mientras que la elevación sur revela un panel rectangular negro que se desliza por el costado de la casa y deja espacio para una pequeña terraza que ofrece a los ocupantes una experiencia al aire libre mientras se mantiene la privacidad de la casa principal.

En contraste con el exterior en blanco y negro, el interior ofrece una paleta cálida y suave de madera contrachapada, azulejos y toques de color. Al entrar por la puerta principal, los espacios comunes están en el lado izquierdo, y las áreas privadas, con el dormitorio y el área de trabajo, están a la derecha. Un volumen rectangular en el centro separa estas zonas y contiene el baño y los servicios públicos.

La cocina cuenta con un mostrador de losa de mármol con gabinetes amarillos, verdes y blancos, mientras que los pisos son de hueso y fresno, los techos son de madera contrachapada y los detalles táctiles marcan todo. La luz natural inunda el interior a través de dos tragaluces perforados en el techo, y las ventanas se colocan para ventilación cruzada y varias vistas curadas del patio más allá.

El proyecto se denomina 'Lean-to ADU'

Habitación / Jennifer Bonner/Mall

Son casas prefabricadas independientes

Cocina / Jennifer Bonner/Mall

Una solución al problema de la vivienda en la capital de California

Dormitorio / Jennifer Bonner/Mall

Las casas tienen unos 60 m2, incluyendo la terraza

Exterior / Jennifer Bonner/Mall

Con una zona de relax en el exterior

Jardín / Jennifer Bonner/Mall

Tiene unos 12 m2

Terraza en la azotea / Jennifer Bonner/Mall