Unemori Architects

Unemori Architects

Una de las grandes aportaciones que ha hecho Japón al sector de la vivienda es el de las minicasas. Esta corriente surgió en la década de 1990 en el país nipón. La causa es obvia: al tratarse de un país con una gran densidad de población y limitado por su condición insular, era imprescindible buscar alternativas habitacionales. Otro elemento fue el incremento de los precios de la vivienda en la ciudad de Tokio, la más poblada del país, en la que hoy viven más de 9 millones de personas.

En este contexto, no es extraño que muchas personas, en especial jóvenes, trataran de acceder a una vivienda escapando de las fórmulas convencionales. Las ‘tiny house’ fueron una de las opciones, en especial instaladas en entornos suburbanos. Allí fueron bautizadas como «Kyosho Jutaku» y su popularidad fue en aumento, bajo el principio de que «ningún espacio debía ser desperdiciado«.

La aparición de este tipo de viviendas, como es lógico, generó grandes debates, tanto allí como a los lugares a los que se expandió, como el mundo occidental. Cuestiones como la comodidad o la salubridad fueron puestas sobre la mesa, tanto para criticarlas como para mejorarlas. De hecho, a menudo, el mayor desafío al construir una microcasa es utilizar la máxima cantidad de espacio habitable dentro de una superficie pequeña, mezclando ocio, comodidad y eficiencia del espacio.

Desde aquel entonces, el movimiento de las ‘tiny house’ ha evolucionado, por lo general a mejor, y cada vez son más interesantes y completas las propuestas que aparecen en el mercado. De hecho, se han convertido en una fantástica opción para quienes no quieren dedicar un presupuesto excesivo o, por sus características o forma de vida, no necesitan una casa de grandes dimensiones.

En esta línea encaja el proyecto realizado por el estudio de arquitectura japonés Unemori Architects, que ha diseñado una pequeña casa prefabricada formada por varias cajas apiladas envueltas en acero corrugado en una parcela de 26 m2 en Tokio.

El proyecto ha recibido el explícito nombre de House Tokyo. Y, como ocurre con otras de similares características, fue diseñada para aprovechar al máximo una pequeña parcela de tierra en un área densamente poblada de la capital japonesa.

El estudio diseñó la casa alrededor de un marco de madera estructurado geométricamente con el piso superior apartado de la calle para crear una pequeña terraza. Todas las paredes exteriores fueron hechas de cemento revestido en acero galvanizado corrugado industrial.

Aunque se construyó en un área urbana densa, donde los edificios vecinos están cerca, House Tokyo se colocó un poco lejos de los límites de la vista para permitir que entre más luz a la casa. Grandes ventanales abren la casa a su entorno y rompen la fachada de chapa ondulada.

Dentro de la casa, las alturas de los techos oscilan entre 1,9 metros y 4,7 metros y la estructura de madera de la casa se ha dejado visible como detalle decorativo. La casa tiene una superficie total de 51 m2, distribuidos en dos plantas. Un dormitorio, un baño y un área de almacenamiento se ubicaron en la planta baja del semisótano, mientras que las áreas de cocina y comedor de planta abierta se encuentran en el primer piso.

La casa fue construida como una residencia privada, pero los propietarios planean eventualmente alquilarla, por lo que Unemori Architects diseñó el dormitorio para que se pueda dividir en dos habitaciones si es necesario.

Un gran espacio abierto

Interior / Unemori Architects

Tiene dos plantas y un total de 51 m2

Dos plantas / Unemori Architects

Incluso tiene una zona separada para la lavadora

Estancias / Unemori Architects

Techos altos y mucha iluminación

Cocina y comedor / Unemori Architects

En algunas partes de la casa tienen más de 4 metros

Techos altos / Unemori Architects

Destaca la apuesta por la madera y el color blanco

Escaleras / Unemori Architects

La parcela solo mide 26 m2

Exterior / Unemori Architects