La remontada económica que ha vivido España en los últimos años ya está dando sus frutos. Al menos, nos va a permitir quitar el puesto a Australia y convertirnos en la decimotercera potencia económica del planeta.

Según los cálculos del Fondo Monetario Internacional (FMI), el crecimiento de los ejercicios anteriores y el 2,7% previsto para 2018 situarán el PIB doméstico en 1,43 billones de dólares (lo que equivale aproximadamente a 1,24 billones de euros al cambio actual). Gracias a este nuevo repunte (en 2017 el PIB se quedó en 1,31 billones de dólares), España superará a Australia y se colocará por detrás de Rusia, en la decimotercera posición. Algo que no lográbamos desde 2013.

El ranking está liderado por EEUU, con un PIB de 20,51 billones de dólares (unos 17,8 billones de euros). Le siguen China (13,4 billones de dólares) y Japón (5,07 billones de dólares). El primer representante europeo de la lista es Alemania, que ocupa el cuarto puesto con 4,02 billones de dólares; seguida por Reino Unido (2,8 billones) y Francia (2,79 billones).

En séptima posición está India (con una economía de 2,69 billones de dólares), por delante de Italia (2,08 billones), Brasil (1,9 billones) y Canadá (que cierra la lista de los 10 primeros con 1,73 billones). Ya un escalón por detrás se encuentran Corea del Sur (1,65 billones) y Rusia (1,57 billones), a quien le siguen España, Australia (1,42 billones), México (1,19 billones) e Indonesia (1 billón). El club de las 20 mayores economías del mundo lo completan Países Bajos, Arabia Saudí, Turquía y Suiza, todos ellos con un PIB inferior al billón de dólares.

Un lustro de tregua

A pesar de la mejora, no podemos olvidar que antes de que estallara la crisis España llegó a estar entre las 10 mayores potencias económicas (en 2007 llegamos a ocupar la octava posición). Fue en 2009 cuando abandonamos esa lista hasta situarnos en el puesto 14 desde 2014.

Si las previsiones del FMI no fallan, nuestra economía se mantendrá en la decimotercera posición del ranking durante el próximo lustro, mejorando así las previsiones que manejaba el organismo liderado por Christine Lagarde. En 2023, sin embargo, podríamos perder una posición en favor de Australia, volviendo de nuevo al puesto 14 de la lista.  

Sube India, cae Reino Unido

Pero los movimientos más importantes que se producirán en los próximos años estarán protagonizados por India y Reino Unido, que se intercambiarán los puestos. Ya en 2019, el FMI prevé que el segundo país más poblado del mundo suba dos puestos y entre en el ‘top cinco’, mientras que Reino Unido bajará hasta la séptima posición. Toda una señal de la pérdida de potencial económico que supondrá para el país salir de la Unión Europea.

Tanto si Londres y Bruselas alcanzan un acuerdo próximamente para que el Brexit se realice de forma ordenada como si no, la economía británica dejará de formar parte de la UE el próximo mes de marzo.