El verano ha arrancado con buenas noticias laborales. Por segundo mes consecutivo, el paro registra una caída mensual histórica.

Según los datos del Ministerio de Trabajo, el número de desempleados bajó en junio en 166.911 personas, la cifra más alta desde que hay registros. Gracias a este descenso, el paro vuelve a niveles precovid, con un total de 3,61 millones de personas, la cifra más bajada desde marzo de 2020. 

El número de personas apuntadas en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha registrado su cuarta caída mensual consecutiva y acumula desde febrero una disminución de 394.450 personas, mientras que respecto a junio del año pasado el descenso supera las 248.500 personas. 

Por sectores, el mayo descenso tanto absoluto como porcentual se ha producido en el sector servicios (131.217 personas, -4,94%); seguido de la industria (12.698 personas, -4,25%); y la construcción (11.763 personas, -4,02%). No obstante, ha subido en la agricultura (1.882, un 1,03%).

Por comunidades, se ha producido una caída prácticamente en todo el país, liderada por Andalucía (-58.281 personas), Cataluña (-35.955 personas) y Baleares (-12.602 personas). Tan solo ha subido en la Comunidad de Madrid (2.750 personas más) y Canarias (12.761).

En la primera mitad de año, según la cartera liderada por Yolanda Díaz, se han firmado 8,61 millones de contratos, un 18% más que en el primer semestre de 2020 (1,31 millones más). 

Más de 230.000 nuevos cotizantes

En junio, la Seguridad Social ha logrado alcanzar 19,5 millones de afiliados, después de haber sumado de media más de 233.000 cotizantes. Según los datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones recogidos por la agencia Europa Press, el alza respecto a mayo se ha situado en el 1,2%, 

Este repunte de cotizantes supera el registrado en todos los meses de junio al menos desde 2001. Hasta ahora el descenso más acusado era el de junio de 2005, cuando se ganaron 230.000 cotizantes.