Gtres

Gtres

El mercado de la vivienda sigue recuperándose del golpe de la pandemia y en más de la mitad de España las compraventas ya superan los niveles precovid. 

Según los datos del INE, en los ocho primeros meses del año se han inscrito en los Registros de la Propiedad 367.857 ventas de viviendas en todo el país, un 12,3% más que en el mismo periodo de 2019; es decir, en el año anterior a la crisis sanitaria.  

Sin embargo, y como viene siendo una constante en los últimos años, las operaciones están evolucionando de manera desigual a nivel autonómico. Mientras seis comunidades acumulan subidas superiores al 20%, otras cuatro todavía están en números rojos respecto al periodo precovid. Incluso en las ciudades autónomas hay disparidad y se convierten en los polos opuestos del país.

Melilla, de hecho, lidera el ranking nacional con un alza de las ventas de viviendas del 43% entre enero y agosto respecto a ese mismo periodo de 2019. 

Las siguientes regiones más destacadas de la clasificación son Navarra, con un incremento del 29,1%; Castilla y León, con un 24,8%; Madrid y La Rioja, con un 23,2%; Andalucía, con un 22,8%; y Extremadura, con un alza del 21,8%. La venta de viviendas en lo que va de 2021 también ha crecido por encima de la media nacional en Asturias (16,5%), Cataluña (14,6%) y Castilla-La Mancha (13,5%).

Otras regiones donde las ventas de inmuebles residenciales están creciendo frente a la época precovid, aunque con menos intensidad, son Murcia, Cantabria, Aragón y Galicia, con subidas de entre el 9% y el 11,6%. 

En estos ocho primeros meses del año solo hay cuatro comunidades que se encuentran todavía por debajo de los niveles de 2019: Baleares, Canarias, Comunidad Valenciana y el País Vasco, lastradas por factores como la caída de las operaciones de segundas residencias o el retraso de la vuelta de los compradores extranjeros. En Comunidad Valenciana y el País Vasco la caída respecto a los ocho primeros meses de 2019 no llega al 3%, mientras que en Canarias el descenso acumulado ronda el 4,5% y en Baleares se acerca al 11%. Pero si hay un territorio que aún sigue lejos de las operaciones precovid es Ceuta, que registra un desplome de casi un 80%.

Así está el ranking regional de compraventas de viviendas a cierre del segundo tercio del ejercicio:

!function(){«use strict»;window.addEventListener(«message»,(function(e){if(void 0!==e.data[«datawrapper-height»]){var t=document.querySelectorAll(«iframe»);for(var a in e.data[«datawrapper-height»])for(var r=0;r<t.length;r++){if(t[r].contentWindow===e.source)t[r].style.height=e.data["datawrapper-height"][a]+"px"}}}))}();

Más de medio millón de compraventas

A pesar de las diferentes evoluciones que se observan por territorios, el mercado de la vivienda se está recuperando con fuerza de los efectos de la crisis sanitaria. Según los datos del INE, agosto de 2021 ha sido el mejor en 14 años, con un volumen de operaciones mensuales que no se veían desde primavera de 2008, al igual que sucedió en julio.

Además, las inmobiliarias prevén un aumento de las transacciones en la compraventa de viviendsa en estos últimos tres meses del año, mientras que adelantan un estancamiento de las operaciones de alquiler, según las previsiones de la Encuesta de Sensibilidad Inmobiliaria (ESI) elaborada por idealista, el principal marketplace inmobiliario del sur de Europa.

Para el conjunto del año se espera que el volumen de compraventas supere el medio millón de operacionessegún los cálculos de empresas especializadas como Servihabitat. Teniendo en cuenta que hasta agosto se han contabilizado más de 367.000 operaciones, para llegar a ese objetivo bastaría con que se firmaran unas 33.000 transacciones entre septiembre y diciembre. Una cifra asequible si tenemos en cuenta que actualmente se están formalizando de media cerca de 46.000 compraventas cada mes. 

De cara a los próximos años, todo apunta a que la tendencia seguirá al alza. Según las previsiones de los agentes inmobiliarios, entre 2022 y 2025 se sellarán de media 550.000 compraventas de viviendas anuales.