Pixabay

Pixabay

Un estudio de la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT) ha analizado el tiempo que están los funcionarios y los empleados del sector privado de baja, y el coste por día indemnizado. Y su conclusión es que las incapacidades temporales en lo público son más largas y más caras. De media, duran 16 días más y cuestan un 30% más por día indemnizado. 

En 2018, por ejemplo, la baja por incapacidad temporal media en el sector público duró 51,39 días, mientras que el coste por día indemnizado se situó en 41,92 euros. En lo privado, en cambio, la baja media duró 35,25 días, con un coste de 32,48 euros por día indemnizado. Así, el gasto total por afiliado en lo público se situó el pasado ejercicio por encima de los 637 euros, duplicando así el de la empresa privada (unos 363 euros). 

El promedio de los asalariados de lo privado apenas ha variado en los últimos años, mientras que en el caso de los funcionarios ha ido creciendo desde 2012, uno de los momentos más duros de la crisis. Por aquel entonces, las bajas de ambos perfiles estaban en línea, con 35,10 días en el caso del sector privado y de 35,44 días en el público. 

Según publica el diario Cinco Días, en 2018 el coste directo de las bajas laborales se situó en 14.000 millones de euros por el pago de salarios y prestaciones, con un incremento de hasta el 56% respecto a los mínimos registrados en 2013.