Los candidatos durante el único debate de campaña electoral / Gtres

Los candidatos durante el único debate de campaña electoral / Gtres

Apenas dos años después de las ultimas elecciones autonómicas celebradas en Madrid, la presidenta Isabel Díaz Ayuso ha convocado un adelanto electoral, totalmente marcado por la moción de censura que PSOE y Ciudadanos presentaron al Gobierno autonómico de Murcia. La coalición PP-C’s en la región murciana se rompió, y arrastró la decisión del PP madrileño de adelantar elecciones temiendo una jugada similar en Madrid de sus socios de Gobierno, encabezados por Ignacio Aguado.

Ahora, a unos 10 días de las elecciones madrileñas, la moción de censura en Murcia ha fracasado, Ignacio Aguado ha dejado de ser el candidato por Ciudadanos, y el vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias ha renunciado a su cargo para presentarse como aspirante a la presidencia madrileña por Unidas Podemos.

Una jornada atípica la del próximo martes 4 de mayo en jornada laboral, y con la crisis económica y sanitaria del coronavirus en plenas elecciones, con la vista puesta en la campaña de vacunación, pero también con el miedo a una cuarta ola del covid-19 que siga ahondando en los problemas económicos y de salud.

Cada partido ha dedicado en su programa electoral un apartado a la vivienda, marcando así sus diferencias ideológicas. Desde idealista/news desgranamos cuáles son esas líneas de actuación y las medidas que pondrán en marcha si gobiernan en la Asamblea de Madrid.

Propuestas en vivienda de:

 

PP -Isabel Díaz Ayuso

La actual presidenta de Madrid recoge en su programa los compromisos de la campaña de 2019, remarcando los que se han realizado y los que aún se encuentran en curso. En materia de vivienda el más avanzado es el Plan “Vive Madrid” , promoviendo la construcción de hasta 25.000 viviendas en suelo público, sin coste para la Comunidad, con el objeto de conseguir precios más bajos de alquiler, mediante concesiones en colaboración público-privada.

En materia de deducciones por el alquiler, “los jóvenes madrileños que vivan de alquiler podrán deducirse en el IRPF hasta un máximo de 1.200 euros, un 20% más del límite actual. Además, esta deducción por arrendamiento de la vivienda habitual se mantendrá para los menores de 40 años cuando presenten obligaciones familiares o se encuentren en situación de desempleo”.

Con el objeto de que se incremente el número de viviendas en alquiler existentes en el mercado, se crea una deducción en el IRPF para que los arrendadores puedan deducirse determinados gastos vinculados al arrendamiento. “Podrán deducirse en el IRPF el 10% del importe de determinados gastos asociados al alquiler, como los gastos de conservación y mejora, seguro de hogar y riesgo de impagos, obtención del certificado de eficiencia energética, etc., con un límite anual de 150 euros.

En cuanto a la emancipación de los jóvenes, afirman que pondrán en marcha ayudas directas que permitirán a los jóvenes su ahorro previo para la compra de vivienda o que facilitarán seguros de impago. “Los madrileños hasta los 30 años se podrán deducir de la cuota íntegra del IRPF el 25% de los intereses de la hipoteca para adquirir su vivienda habitual, hasta un máximo de 1.000 euros anuales”.

Para todas las familias que se vean incrementadas por nacimiento o adopción y, como consecuencia de ello, decidan comprar una nueva vivienda para convertirla en su residencia habitual, podrán deducir el 10% del precio de adquisición, prorrateado en 10 años, de la cuota íntegra del IRPF, con un límite anual de 700 euros. Para poder disfrutar de esta deducción el cambio de vivienda deberá producirse en los 3 primeros años tras el nacimiento o adopción.

Los populares destacan de nuevo la necesidad de una nueva Ley del Suelo que dote de seguridad jurídica a la Comunidad de Madrid “queremos un urbanismo sostenible, compatible con favorecer la inversión en nuestra región, dinamizar la economía, generar empleo y afrontar la problemática de la despoblación en el mundo rural madrileño”.

PSOE – Ángel Gabilondo

El partido más votado en las pasadas elecciones vuelve a estar liderado por Ángel Gabilondo. Los socialistas ofrecen en su programa que garantizará por Ley que ningún ayuntamiento de la Comunidad de Madrid podrá vender viviendas públicas a fondos de inversión.

La vivienda pública será por ley destinada en Madrid, única y exclusivamente, a vivienda social. Aprovechando el impulso del Plan Vive Madrid, prometen en los próximos 2 años la construcción de más de 15.000 nuevas viviendas públicas para alquiler asequible o social.

Impulsarán un Plan de Rehabilitación de Viviendas para rehabilitar 521.000 inmuebles en la región, en base a criterios de eficiencia energética y accesibilidad, así como actuaciones de regeneración y renovación urbana.

Y el desarrollo de un Plan de Emancipación Joven que ponga el foco en garantizar empleos de calidad para la juventud y que vaya acompañado de la implementación de medidas de control indirecto de precios de la vivienda en alquiler que garanticen que el acceso a la vivienda digna no represente más del 30% de los ingresos de la persona.

Ciudadanos – Edmundo Bal

El actual diputado nacional Edmundo Bal es uno de los tres nuevos candidatos a la presidencia de Madrid, después de que el partido decidiera que el hasta ahora vicepresidente mandrileño de la formación naranja, Ignacio Aguado, no liderara las nuevas elecciones. Entre las medidas para la vivienda, el alquiler y el urbanismo que pretende introducir Ciudadanos si gana las elecciones:

Impulso de un Plan Director de Vivienda para la Comunidad de Madrid que priorice el acceso a la vivienda pública en régimen de alquiler a los jóvenes y a familias con menos ingresos. “Se introducirán cupos en los procedimientos de adjudicación de viviendas públicas en régimen de alquiler para menores de 35 años y familias con pocos recursos, priorizando en la adjudicación a las unidades familiares monoparentales y familias numerosas.”

Creación de un programa de cesión de viviendas para particulares que serán puestas en alquiler. Las viviendas se cederán al Organismo Autónomo de la Agencia de Vivienda Social a cambio de un canon fijo y seguro, que será determinado por el Gobierno de la Comunidad de Madrid, quedando la administración a cargo de la gestión del alquiler.

Es de los pocos partidos que habla del fenómeno de la ocupación. “Aprobaremos una Ley de lucha contra la okupación ilegal de viviendas y garantizaremos asistencia integral para las víctimas de esta lacra. La okupación ilegal priva a los propietarios de sus viviendas y genera problemas de convivencia a los vecinos que la padecen”

“Es, además, una amenaza para la seguridad, especialmente cuando las mafias utilizan los inmuebles okupados para cometer otros delitos, como el tráfico de drogas, la venta de productos falsificados o la trata con fines de explotación sexual, entre otros”, concreta el programa de los naranjas.

En cuanto a la creación de nuevos hogares, promoverán la construcción de nuevas viviendas dando uso a los excedentes de suelos dotacionales mediante la flexibilización de usos. “Construir viviendas y aumentar la oferta es la única manera de bajar los precios y posibilitar el acceso de los jóvenes a la vivienda. Entre las nuevas promociones, nos aseguraremos de destinar un número suficiente a la vivienda pública en alquiler”.  Además, prometen realizar nuevos proyectos piloto de vivienda pública a través del ‘cohousing’ y cooperativas en alquiler, entre otros.

Además, pondrán en marcha un Plan de Regeneración y Rehabilitación Urbana en toda la región. “Vamos a recuperar las zonas más degradadas de la región y vamos a mejorar las zonas urbanas que lo necesitan para incrementar la calidad de vida de los vecinos. Nos aseguraremos de que no dependa exclusivamente de las subvenciones públicas e incentivaremos el establecimiento de nuevos negocios y modelos económicos. Además, permitiremos la generación de nuevos aprovechamientos para financiar la rehabilitación aumentando los equipamientos necesarios en las zonas regeneradas”

Finalmente, en materia de eficiencia energética apoyarán la instalación de placas solares, a través de la bonificación temporal en el IBI a favor de los propietarios de viviendas que instalen este sistema de energía renovable. “Pediremos al Gobierno que incluya este tipo de inversiones en su plan de subvenciones para la rehabilitación y eficiencia energética de vivienda”.

Más Madrid – Mónica García

La candidata por Más Madrid también se estrena como cabeza de lista en estas elecciones autonómicas, tomando el relevo de Íñigo Errejón, que dio el salto a la política nacional en cuanto pudo. La formación de izquierdas, escindida de Podemos, es la que cuenta con un programa más extenso donde ofrece mayores medidas en materia de vivienda:

Cuentan con Plan de Emergencia en los primeros 100 días del nuevo gobierno regional en el que destacan que “recuperaremos 2.935 viviendas públicas procedentes de la sentencia del IVIMA para destinarlas a alquiler social”.

El primer paso para sus políticas de vivienda será aumentar el esfuerzo presupuestario, incrementando gradualmente el presupuesto regional destinado a vivienda, con el objetivo de alcanzar el 4% del presupuesto regional, unos 800 millones de euros anuales.

“Madrid necesita aumentar la oferta de vivienda en alquiler sin fines especulativos”. Ofrecerán ayudas al alquiler para personas menores de 35 años, que supongan una reducción de esfuerzo para el inquilino y no una transferencia de renta hacia los propietarios.

Pretende crear un operador público/privado de vivienda asequible, donde el sector público incentive al privado a cambiar sus prioridades de inversión, orientado hacia la vivienda asequible.

Hablan también de regular los pisos turísticos. “Proponemos regular la vivienda turística por tipo de vivienda y por duración de la estancia”. Establecer un tiempo limitado en las viviendas que no son primera residencia destinadas a esta actividad para que la convivencia vecinal no se vea perturbada. “En ausencia de una regulación las VUT, se elevan los precios del alquiler, se reduce la oferta disponible de vivienda en alquiler, perturban la convivencia vecinal y convierten a los barrios en decorados sin vida”, concretan.

Para sacar también la oferta de viviendas vacías al mercado proponen a los pequeños propietarios llegar a un acuerdo con las administraciones públicas mediante incentivos, pero también penalizaciones, para generar una bolsa de alquiler a precios asequibles y recapitalizar el parque inmobiliario. “Acordaremos la cesión temporal de uso de la vivienda a cambio de su rehabilitación energética y destinar temporalmente su uso al alquiler asequible”, concretan.

En materia de rehabilitación de viviendas su objetivo es conseguir rehabilitar 40.000 viviendas al año. “Replicaremos la experiencia del Plan MADRE, desarrollado por el Ayuntamiento de Madrid, desde la Comunidad de Madrid, en colaboración con los ayuntamientos, tanto en su diseño, su ejecución y su financiación como su evaluación.

En cuenta a la ordenación del territorio, quieren redactar una nueva Ley del Suelo que priorice la protección estratégica del recurso, facilite la rehabilitación y regeneración urbana, promueva los objetivos sociales del urbanismo y combata la especulación. “Derogaremos la Ley 1/2020, de 8 de octubre, aprobada sin quórum y sin participación social y política, por la que se sustituyen las licencias urbanísticas sujetas al control municipal desde el inicio por la declaración responsable que permite el comienzo de obras y actividades sin supervisión municipal”.

También recuperarán la cesión obligatoria de suelo para vivienda social en los nuevos desarrollos urbanísticos. “Haremos que sea imposible urbanizar el suelo tras un incendio forestal durante los siguientes 30 años”.

Las promociones de nueva vivienda tendrán que destinar el 30% de los pisos construidos en zonas urbanas a vivienda en alquiler social y asequible. “Introduciremos el autoconsumo compartido en todas las promociones de vivienda pública y obligaremos a introducir el autoconsumo en cualquier promoción de obra nueva y en edificios de más de 1000 m2”.

“Prohibiremos por ley la venta de vivienda pública protegida a fondos privados y convertiremos en perpetua su calificación para evitar la especulación con ella al extinguirse la protección y exigiremos que los inmuebles de la SAREB pasen a formar un gran parque de vivienda pública en alquiler no descalificable ni enajenable”.

En materia social y para evitar los desahucios pretende crear un Observatorio de la Vivienda. “Madrid es la ciudad que acumula más desahucios por alquiler de toda España en los últimos cuatro años. Este observatorio elaborará un censo de viviendas vacías, realizaría recogida y análisis de datos, crearía mesas de trabajo con los actores involucrados, etc.”

Vox -Rocío Monasterio

El programa de Vox presenta 10 medidas claves para Madrid, entre los que destaca garantizar el acceso a la vivienda. “Liberalizar todo el suelo que no esté especialmente protegido. Su regulación provoca una escasez artificial que eleva los precios y ha sido el principal foco de corrupción política. Construcción de viviendas sociales para garantizar que los jóvenes y familias puedan tener un hogar.

Además, ofrece recuperar la vida de nuestros barrios con la persecución real de las mafias de la ‘okupación’ y las bandas callejeras, la lucha contra los narcopisos y el tráfico de drogas.

Unidas Podemos – Pablo Iglesias

El líder de la formación morada, y hasta hace poco vicepresidente del Gobierno se presenta a la presidencia madrileña para recuperar el impulso de su partido en la región. En materia de vivienda ofrecen:

Proteger y promover el Derecho a la Vivienda en nuestra región para que deje de ser el paraíso de la especulación. Regular los precios de los alquileres para que la renta mensual no supere el 30% de los ingresos medios de los hogares de la zona donde se ubique el inmueble. Elaborar un índice público de precios de referencia para el alquiler.

Completar las ayudas al alquiler del Plan Estatal hasta alcanzar los 30.000 beneficiarios reales anuales, con reservas para jóvenes y mujeres víctimas de violencias machistas, mediante el refuerzo al Plan Alquila.

El objetivo al terminar la legislatura es contar con un parque público autonómico de 40.000 viviendas sociales en alquiler. Aumentar al 40% la reserva de edificabilidad residencial para vivienda protegida.

Movilizar la vivienda vacía que acaparan los grandes propietarios, bancos y fondos buitres, mediante la cesión obligatoria del uso de esa vivienda, que formará parte del parque de vivienda en alquiler social y será destinada a jóvenes y colectivos vulnerables. Se elaborará un censo de vivienda vacía.

Para las viviendas vacías de particulares, se quieren dar ayudas a la rehabilitación de viviendas y edificios vacíos a cambio de devolverlos al mercado en régimen de alquiler asequible.

Además, aplicarán un nuevo tipo impositivo que grave la vivienda vacía, “siempre y cuando incumpla la función social de la vivienda prevista en nuestra Constitución”.

“Modificaremos la Ley del Suelo para acabar con grandes pelotazos urbanísticos como la Operación Chamartín y conseguir que la acción urbanística revierta en beneficio de la mayoría y no en manos de unos pocos. Queremos aprobar la primera Ley por el Derecho a la Vivienda en la Comunidad de Madrid tomando como base la ILP promovida por la sociedad civil en 2017”.

En el programa añaden que “se suspenderán, durante el plazo de elaboración de la Estrategia Regional del Suelo (ERS),y hasta que se acredite su coherencia con la misma, de todos los planes urbanísticos actualmente en tramitación que pretendan ordenar el suelo en la Comunidad de Madrid en una cantidad superior a 150 ha, y que al mismo tiempo incrementen edificabilidad, de cualquier tipo”

Esto afectaría a desarrollos como como Madrid Nuevo Norte o los desarrollos del Sureste. “Se impedirá que estas operaciones se desarrollen con ayudas de las administraciones públicas. Las ayudas públicas, ya sean a través de subvenciones o regalando suelo público del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), deben emplearse exclusivamente para que los servicios que ofrece la ciudad lleguen a quienes más los necesitan, y no al BBVA”, destacan.

En cuanto a la rehabilitación, pretenden completar las ayudas a la rehabilitación del plan estatal hasta alcanzar los 60.000 beneficiarios reales anuales.

Contra los pisos de alquiler turístico pretenden Reformar la Ley de Ordenación del Turismo de la Comunidad de Madrid para blindar una normativa que ordene la vivienda turística y la armonice con el sector hotelero y con el derecho a la ciudad. Entre ellos, declararar el distrito Centro de Madrid como área turística saturada.

En materia de protección contra los desahucios, quieren prohibir cualquier desalojo forzoso sin alternativa habitacional de vivienda con cualquier tipo de protección pública, y la aprobación de medidas para garantizar los suministros básicos en la vivienda.