El Tribunal de Justicia de la Unión Europea no ha tardado en admitir a trámite la cuestión prejudicial planteada por un juzgado de Barcelona relativa al índice IRPH en las hipotecas. El tribunal español pide al TJUE que se pronuncie sobre la transparencia de este índice oficial y si la entidad tenía deber de informar al consumidor de las consecuencias de contratar este tipo de interés.

Tal y como informábamos ayer el titular del Juzgado de Primera Instancia Número 38 de Barcelona ha elevado una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) para aclarar la validez de las hipotecas ligadas al índice IRPH. El tribunal español había solicitado al órgano judicial europeo un procedimiento acelerado y el TJUE ha actuado en consecuencia admitiendo por la vía de urgencia la petición.

El Alto Tribunal europeo decidirá ahora si le corresponde enjuiciar la comprensión del cliente, puesto que el uso del IRPH es opcional; si tiene que aplicar la normativa de protección al consumidor europea, aunque España todavía no la haya trasladado a la ley nacional, y si la entidad financiera debe ofrecer al cliente información comparativa entre la hipoteca vinculada al euríbor y al IRPH. 

Las hipotecas con el Índice IRPH como referencia afecta a un millón de familias y podría rondar los 70.000 millones de euros.

Mientras se espera la decisión del TJUE, el Tribunal Supremo afirmó hace tres meses que “el uso de este índice en los contratos hipotecarios no es de por sí opaco ni abusivo”, cerrando así la puerta a las reclamaciones masivas por parte de los usuarios.