El sector de la construcción todavía tiene mucho recorrido en España, gracias a las buenas previsiones de crecimiento económico, consumo y empleo. La buena marcha del ladrillo no solo se percibe en el aumento de la inversión, el retorno de las grúas a las ciudades, la creciente concesión de hipotecas o el repunte de las compraventas: también se ve en los sueldos que cobran los profesionales.

Según los datos de la consultora Adecco, en algunas ramas del sector de la construcción se pueden llegar a cobrar más de 100.000 euros al año, siempre y cuando se trate de puestos de responsabilidad y el profesional tenga una experiencia previa. Repasamos cuáles son los sueldos mínimos y máximos que se pueden ganar al año en los principales perfiles intermedios y altos de cada rama:

Construcción

La construcción es una de las áreas que ofrece salarios más elevados entre sus mandos y directivos. Destacan el Director general, el Director técnico y el Jefe de grupo como los perfiles mejor pagados, mientras que el Técnico de Estudios está a la cola de las retribuciones. Este es el sueldo en cada caso:

– Director general: con una experiencia mínima de cinco años, se cobran unos 80.000 euros en ciudades como Valencia o Bilbao, mientras que en Madrid y Barcelona la cifra se incrementa hasta los 85.000 euros anuales. En el caso de que el profesional lleve ya más de una década en el puesto, el salario anual alcanza los 115.000 en las dos mayores ciudades del país, ronda los 110.000 euros en otras como Valencia y los 100.000 en el caso de Sevilla. Por tanto, en este perfil los sueldos se mueven entre 80.000 y 115.000 euros anuales.

– Director técnico: dependiendo de la experiencia y el lugar, la retribución se encuentra entre 50.000 y 82.500 euros. En el primer caso, por ejemplo, nos encontraríamos ante un profesional que lleve unos cinco-seis años en el cargo (si ese profesional está en Madrid o Barcelona la cifra sube hasta 60.000 euros), mientras que el sueldo más alto se encuentra en las dos grandes ciudades para aquellos que lleven más de una década ejerciendo. En Sevilla, en cambio, ese mismo profesional ganaría cerca de 70.000 euros anuales.

– Jefe de grupo: en este caso, el salario se mueve entre 45.000 y 75.000 euros. En el primer caso sería un profesional con menos de 10 años de experiencia que ejerciera en una gran ciudad distinta de Madrid y Barcelona, dos requisitos indispensables para poder ganar un sueldo cercano a la banda alta.

– Jefe de obra: en este puesto se pueden cobrar entre 30.000 y 50.000 euros. Para un profesional que tenga una experiencia de dos años, el sueldo ronda los 30.000-40.000 euros (el más bajo en Sevilla y el más alto en Barcelona y Madrid), mientras que los que llevan más de 10 años en el cargo pueden cobrar hasta 50.000 euros en el caso de las grandes ciudades. En estas horquillas también se mueven otros dos puestos: responsable de producción y jefe de estudios.

– Técnico de estudios: este es el perfil medio-alto de la construcción en el que se cobra menos dinero. En concreto, la media está entre 30.000 y 43.000 euros. Como sucede con otras profesiones, trabajar en Madrid o Barcelona y acumular al menos 10 años de experiencia es la clave para acercarse a la retribución más alta.

Facility Management

Dentro de esta rama encontramos varios perfiles: director de zona, gerente de servicios y facility manager. Todos se mueven en la horquilla 35.000-75.000 euros.

– Director de zona: es el puesto mejor retribuido con una horquilla de entre 45.000 y 75.000 euros, dependiendo de la ciudad donde se ejerza y de la experiencia.

– Gerente de servicios: es el perfil intermedio, donde se cobran como mínimo 40.000 euros con dos años de experiencia y en ciudades como Valencia, Sevilla o Bilbao. El salario máximo anual está en 60.000 euros para un profesional con más de una década de experiencia y que se desarrolla en Madrid o Barcelona.

– Facility Manager: es el puesto con el sueldo más bajo. Hablamos de unos 35.000 euros anuales para los profesionales con poca experiencia que trabajan en grandes ciudades y de hasta 55.000 euros en el caso de los más experimentados que se desarrollan en las dos grandes metrópolis.

Arquitectura

En el mundo de la arquitectura, los sueldos más habituales se mueven entre los 25.000 y los 60.000 euros. Es una de las horquillas más reducidas del sector de la construcción.

– Arquitecto: es el segundo puesto más destacado, aunque los sueldos son algo más bajos que los anteriores. De media, y en función de la experiencia y el lugar en el que ejerza, un arquitecto puede cobrar entre 30.000 y 45.000 euros.

– Técnico comercial: es el más destacado, con sueldos de entre 30.000 y 60.000 euros. Ya un profesional con apenas dos años de experiencia puede cobrar cerca de 30.000 euros, mientras que aquellos que llevan al menos 10 años en un puesto similar pueden ganar entre 50.000 y 60.000 euros. En este perfil sucede algo curioso: los sueldos se mantienen iguales en todas las ciudades.

– Delineante: al igual que en el caso anterior, en este perfil no importa dónde se ejerza la actividad, sino que el sueldo varía en función de la experiencia previa. Los más noveles cobran entre 25.000 y 28.000 euros, mientras que los más experimentados pueden ganar entre 32.000 y 35.000 euros.

Project Management

Esta actividad se encuentra en la media del sector, con unos sueldos de entre 35.000 y 75.000 euros en función del puesto y la experiencia. En el caso del perfil de Project Manager, el sueldo anual se sitúa entre 35.000 y 70.000 euros, mientras que en el caso de un Construction Manager el promedio es algo superior: entre 37.000 y 75.000 euros. En ambos casos, y como sucedía en algunos perfiles vinculados a la arquitectura, en ambos casos es indiferente la ciudad en la que se trabaje: un profesional de Madrid y Bilbao cobrarán lo mismo.

Promoción inmobiliaria

Esta es la actividad que se lleva la medalla de oro en el sector de la construcción: y es que el sueldo máximo que se puede cobrar supera de largo los 100.000 euros anuales, aunque todo depende del perfil, los años de experiencia y la ciudad en la que se ejerza.

– Director general: es el puesto con las mejores cifras. Incluso los que tienen poca experiencia y trabajan en ciudades como Sevilla o Valencia pueden ganar unos 85.000 euros al año. Y si tiene más de una década de trayectoria y trabaja en ciudades como Madrid o Barcelona, la retribución máxima puede alcanzar los 140.000 euros al año.

– Director técnico: este perfil es otro de los más destacados del ranking, con un sueldo de entre 70.000 y 120.000 euros anuales, dependiendo de la experiencia y el lugar en el que se desarrolle la actividad. En el caso de los que tienen más de 10 años de experiencia, el sueldo mínimo es de 95.000 euros al año.

– Director comercial: este perfil también es de los más altos, aunque la retribución no alcanza en ningún caso los 100.000 euros anuales. Su horquilla está entre 47.000 y 90.000 euros, dependiendo de los años de bagaje, la experiencia y el lugar en el que se trabaja.

– Responsable de expansión y de suelo: ambos perfiles tienen una retribución similar, que va desde los 40.000-42.000 euros de los profesionales con poca experiencia y que trabajan en ciudades como Valencia o Sevilla hasta los 90.000-95.000 euros que cobran al año los que tienen más de 10 años de trayectoria y trabajan en Madrid o Barcelona. Por tanto, están en línea con un director comercial de una promotora.

– Gerente de promociones: aquí encontramos las retribuciones más bajas de la promoción inmobiliaria. Un profesional con una experiencia inferior a cinco años de Sevilla puede ganar unos 25.000 euros al año, mientras que otro que lleve ejerciendo más de 10 años en Madrid o Barcelona puede embolsarse unos 85.000 euros anuales.

Consultora inmobiliaria

El sueldo que podemos encontrar en esta rama inmobiliaria se encuentra en una horquilla de entre 20.000 y 65.000 euros anuales, dependiendo de varios factores. 

– Técnico de inversiones: es uno de los perfiles más destacados dentro de una consultora, con una retribución que va de 35.000 a 65.000 euros, en función de la experiencia (tener al menos una década de trayectoria garantiza un salario de al menos 55.000 euros), mientras que trabajar en una gran ciudad es un añadido: los profesionales con más experiencia de Madrid o Barcelona ganan 3.000 euros más que uno de Valencia o 5.000 euros más que uno de Sevilla. 

– Técnico de valoraciones: en este caso los sueldos máximos bajan, aunque los mínimos se mantienen. La retribución de este perfil se sitúa entre 35.000 y 55.000 euros, dependiendo de la experiencia y la ciudad en la que se desarrolle la actividad. Pero aquellos que llevan al menos un lustro realizando la actividad cobran como mínimo 45.000 euros (Sevilla) y 55.000 como máximo (Madrid, Barcelona o Bilbao).

– Property manager: este perfil se mueve entre 30.000 y 65.000 euros, dependiendo de los años de trayectoria y el lugar en el que se lleva a cabo el trabajo. Para un profesional con menos de cinco años de experiencia, el salario máximo es de 40.000 euros, mientras que pasados los 10 años, la retribución anual se sitúa por encima de los 50.000 euros. 

– Técnico de agencia: es el perfil con la retribución más baja de la tabla en el caso de los profesionales más junior. Aquellos que tengan menos de cinco años de experiencia, cobrtan de media entre 20.000 y 30.000 euros anuales en este puesto, dependiendo de la ciudad en la que ejerza la actividad. No obstante, los más senior (10 años de experiencia en adelante) pueden ganar entre 40.000 y 50.000 euros. Para conseguir esta última cifra, es necesario desarrollar el trabajo en Madrid, Barcelona y Bilbao.