El Tribunal Supremo no solo tiene en vilo a los hipotecados particulares: también a los pesos pesados del sector inmobiliario.

Fondos, promotoras, socimis y otras empresas ligadas al ladrillo ya están estudiando la posibilidad de solicitar la devolución del impuesto de las hipotecas. Y es que muchas de las operaciones inmobiliarias que se han llevado a cabo en España en los últimos cuatro años se han financiado vía créditos con garantía hipotecaria, lo que les daría derecho a reclamar el dinero pagado de más a través del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD).

Para hacerse una idea del montante que podría suponer, solo Merlin Properties, el representante con mayor valor de mercado del ‘real estate’ doméstico, tiene nada menos que 840 millones de euros de deuda de carácter hipotecario. La otra gran socimi del Ibex 35m, Colonial, suma 500 millones, mientras que Lar tiene otros 445 millones de euros. En el caso de la promotora Neinor Homes, la cifra ronda los 550 millones de euros, mientras que su homóloga Aedas suma 316 millones. Por tanto, solo estos cinco referentes del sector suman 2.651 millones de euros de deuda con garantía hipotecaria.

Ahora bien, sus posibilidades de reclamar lo que han pagado a través del impuesto de las hipotecas (que se sitúa entre el 0,5% y el 1,5% de la responsabilidad hipotecaria, según la comunidad autónoma), dependen de lo que decida el Pleno de la Sala Tercera del Tribunal Supremo. Si la semana pasada la Sala Tercera sentenció que este tributo debe pagarlo el banco y no el hipotecado (independientemente de que sea una persona física o jurídica), un día más tarde el Presidente del Pleno anunció que un asunto de tanto calado económico y social debe contar con el respaldo del Pleno de dicha sala. La cita se celebrará el próximo 5 de noviembre.

De momento, y además del fallo de la semana pasada, hay otras dos sentencias del Alto Tribunal ((del mismo caso y del mismo demandante) que miran en la misma dirección y obligan al banco a pagar el AJD de las hipotecas y no al hipotecado.

Por tanto, y según los expertos consultados por idealista/news, ya hay jurisprudencia al respecto, por lo que la Sala Tercera del Supremo sólo puede confirmar esta doctrina en el Pleno del. Ahora la cuestión es qué se debatirá este día: ¿se salvará a la banca o a Hacienda?

>> Cómo actuar tras la nota informativa del Supremo sobre el AJD