El sector inmobiliario en España sigue atrayendo el apetito inversor, manteniéndose por tercer año consecutivo por encima del volumen de los 9.900 millones de euros . A la tradicional inversión en ‘retail’ y oficinas, los activos logísticos y hoteleros se mantienen al alza gracias al impulso del ‘e-commerce’ y el turismo. 2017 concluyó con una inversión directa de 10.400 millones.

Si el pasado año concluyó con un volumen de inversión directa de 10.400 millones de euros, siendo el segundo mejor año de la última década, enero de 2018 ha comenzado con fuerza, con una inversión directa por encima de los 800 millones de euros.

“Las favorables perspectivas macroeconómicas, un mercado en clara tendencia positiva, con un comportamiento muy bueno de los fundamentales, tanto en ocupación como en niveles de precios, abundancia de capital y necesidad de inversión, permiten afrontar el año con optimismo en el sector”, comenta Luis Nuño, director de Inversión Oficinas de BNP Paribas Real Estate.

2017 confirmó el buen estado de forma de la inversión en el sector inmobiliario español, tras el récord marcado en 2015, que se mantuvo estable en 2016. Junto a los mercados tradicionalmente activos de oficinas y retail, el sector hotelero y el logístico han sido los mercados más activos. El buen momento del turismo en España y la expansión del ‘e-commerce’ han conseguido mantener estas cifras.

El sector retail, alcanzó en 2017 una cuota de mercado del 32%, seguido del sector hoteles, que acaparó el 29%, que batió su récord histórico de inversión, con 3.700 millones de euros de inversión.

Por recordad algunas de las operaciones cabe destacar la compra del centro comercial Xanadú por parte de Intu por un volumen de 530 millones, las compras de locales ubicados en las calles más caras de España: Preciados 9 (105,5 millones), Preciados 13 (100 millones) ambas en Madrid,y la de Paseo de Gracia, 17 por 94 millones en Barcelona.

Por la parte de hoteles destaca la operación corporativa de Blackstone y HI Partners por un volumen de 630 millones, y la operación de Riu Hoteles & Resort en el Edificio España por 270 millones de euros.

El mercado de oficinas atrajo un volumen de inversión de 2.650 millones, cifra que representa el 25% del total. En el caso del sector logístico, el volumen de inversión en 2017 fue el segundo mejor año de la serie histórica, ligeramente por debajo de 2016 con 970 millones de euros.

Por la parte del mercado residencial se ha notado el retorno de la actividad promotora, el incremento de precios en los mercados más atractivos y el boom del mercado del alquiler.