ATA

ATA

El nuevo sistema de cotizaciones que estudia el Gobierno haría que muchos autónomos trabajen para el Estado, que ganaría más que ellos, según Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). Denuncia que casi la mitad de los ingresos se irían a pagar la Seguridad Social e IRPF. Es más, señala que es absolutamente inasumible para autónomos con rendimientos netos de 49.300 euros pagar 15.000 euros en cotizaciones, 10.000 euros más al año que actualmente. “Esto es trabajar y producir para la Seguridad Social”, denuncia.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Lorenzo Amor también señala en su cuenta de Twitter que es igualmente inasumible que un autónomo con 3.000 euros de rendimiento neto pague 1.080 euros de cotización.

Y pone más ejemplos: con el nuevo sistema de cotizaciones, según los cálculos de ATA, autónomos con un rendimiento neto de 49.000 euros, tendrían que pagar 14.640 euros a la Seguridad Social y 12.137 euros de IRPF, con lo que limpio se quedaría en 22.222 euros, menos de la mitad de lo ingresado. Y en el caso del autónomo que ingresara 32.000 euros, destinaría un 40% a pagar la SS y el IRPF y le quedaría 19.200 euros.

Además, Amor recuerda que el rendimiento neto de un autónomo no es equiparable al salario. El rendimiento neto se usa para cubrir la morosidad e impagados (1 de cada 3 la sufren), los gastos de actividad no deducibles y las causas sobrevenidas o fuerza mayor, como es el caso del covid-19, etc.

El economista Daniel Lacalle señala que “con el atraco que preparan Pedro Sánchez y Podemos un autónomo con 60.000 euros de rendimiento neto pagaría aproximadamente 18.000 euros de cuotas a la SS y 18.000 euros de IRPF (y luego hay impuestos indirectos a consumo e insumos q no son todos deducibles)”.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Cuánto se aplicará la nueva reforma del sistema de cotización de los autónomos

El Gobierno contemplaba aplicar la reforma en la primera mitad de 2022, pero al final ha cedido a la exigencia de la patronal de aplicar la reforma en 2023, momento en que se espera que la recuperación económica llegue a todos los sectores de actividad. De este modo, ATA tiene tiempo para ir negociando.

Las nuevas cuotas de autónomos tras la reforma

El Gobierno tiene sobre la mesa el nuevo sistema de cotización de los trabajadores autónomos que consistirá en 13 tramos de ingresos a los que irá asociada una cuota de entre 90 euros y 1.220 euros mensuales, en función del nivel de ingresos, tal y como ha adelantado El Economista. Se llegará a estas cuantías cuando se complete la reforma, dentro de nueve años que es el periodo de transición previsto para el régimen de cotizaciones.

Durante el primer año del periodo transitorio de aplicación de esta reforma, previsto en 2023, se establecerá una cotización intermedia por tramos cuyo número se irá incrementando progresivamente para quienes más ganan y también se reducirá en aquellos autónomos con ingresos por debajo del salario mínimo interprofesional.

Tal y como explica el diario El Economista, para 2023 los autónomos que tengan unos rendimientos de 3.000 euros o menos tendrán una cuota de 200 euros al mes en 2023, primer año de aplicación del nuevo sistema, que será de 215 euros para quienes tengan ingresos que oscilen entre 3.000 euros y 6.000 euros, de 230 euros para quienes tengan unos ingresos superiores a 6.000 euros, pero inferiores a 9.000 euros, y de 245 euros para los que tengan unos ingresos de entre 9.000 y 12.600 euros.

Si se gana entre 12.600 y 17.000 euros, la cuota será de 275 euros, con ingresos de entre 17.000 y 22.000, la cuota será de 305 euros; con rendimientos de 22.000 a 27.000 euros, la cuota será de 425 euros, y para quienes ganen entre 27.000 y 32.000 euros al año, la cuota será de 545 euros.

Quienes tengan rendimientos de entre 32.000 y 37.000 euros pagarán 670 euros de cuota. El resto de cuotas será de 800 euros al mes (37.000 a 42.000 euros), de 935 euros (42.000 a 47.000 euros), de 1.075 euros (47.000 a 48.841 euros) y de 1.220 euros mensuales para quienes ingresen más de 48.841 euros al año.