Gtres

Gtres

El anteproyecto de la conocida como Ley Trans ha sido aprobado por el Consejo de Ministros y ahora iniciará su tramitación en el Congreso. La norma recoge una de las infracciones por discriminación LGTBI catalogadas como “muy graves”: denegar el alquiler a una pareja LGTBi se multará con hasta 150.000 euros. La ley Trans invierte la carga de la prueba y el acusado de discriminar deberá demostrar su inocencia.

El anteproyecto de ley contempla una serie de medidas de protección contra la discriminación sexual y de género para lo que se ha establecido un régimen sancionador extensible a todos los ámbitos de la vida, particularmente al personal, el educativo, el laboral, la salud, el deporte o el ocio.

Según el anteproyecto de ley, en caso de que un propietario tenga una sanción por una denuncia por discriminación, éste deberá demostrar su inocencia, con lo que se invierte la carga de la prueba.

El diario El Mundo señala que para el Ministerio de Igualdad se trata de una cuestión «fundamental en el derecho antidiscriminatorio», que se contempla ya en otras leyes que ya están vigentes y que su origen está en la normativa europea. Y el diario pone un ejemplo, como el de la ley que rige toda la jurisdicción contencioso-administrativa a la que en 2007 se le añadió que en los procedimientos sobre «actuaciones discriminatorias» por razón del sexo «corresponderá al demandado probar la ausencia de discriminación en las medidas adoptadas».

Por el momento, el Gobierno no ha publicado el anteproyecto de ley.