El mercado inmobiliario de San Francisco sigue al rojo vivo. Los precios mantienen una fuerte tendencia alcista y parecen no verse afectados por la volatilidad del mercado de valores y los cambios en la legislación fiscal.

Según datos del informe del precio de la vivienda en San Francisco elaborado por Paragon Real Estate Group, el precio medio de venta de una casa en la ciudad se elevó a 1,6 millones de dólares (unos 1,3 millones de euros al tipo de cambio actual) en el primer trimestre de 2018, lo que significa un aumento de casi el 24% respecto año anterior. Esa cantidad superó el máximo de los tres últimos meses del año pasado en casi 81.000 euros.

“Las fluctuaciones intertrimestrales en el precio medio de la vivienda a menudo no son demasiado significativas, pero los precios han aumentado durante varios años, ya que la demanda supera ampliamente a la oferta”, explica la firma en el estudio.

“El temor a un posible aumento de las tasas de interés puede estar jugando un papel en la demanda, pero la confianza del consumidor también se ha disparado durante el año pasado”, comenta Patrick Carlisle, director de marketing de Paragon. “La volatilidad reciente del mercado financiero, hasta ahora, parece tener poco efecto en los mercados inmobiliariaros locales, pero aún es temprano para medir esto”.