El precio de la vivienda en Pakistán está subiendo exponencialmente y su rally se puede equiparar al que ha estado experimentando Australia con la construcción residencial, que puede haber alcanzado su punto máximo.

Esta situación se ve reflejada en los nuevos proyectos que se están llevando en el país. Por ejemplo, el mes que viene comenzarán las obras de una promoción de viviendas valoradas en 2.000 millones de dólares a las afueras de Islamabad, la novena ciudad más grande Pakistán.

El proyecto está dirigido por el multimillonario egipcio Naguib Sawiris, que espera poder beneficiarse de este boom inmobiliario y de la escasez de viviendas en el país.

La empresa de Sawiris construirá más de 1.000 viviendas con precios que parten desde los 275.000 dólares para una casa de tres habitaciones.

El crecimiento de la economía y de la población, los motivos

El tirón del mercado de la vivienda de Pakistán ha encontrado en la economía y el empleo dos motores de crecimiento. En concreto, la economía ha mejorado durante los últimos años con un alza anual del PIB cercano al 5%.

Esta tendencia alcista en el crecimiento ha venido acompañada por una reducción de la violencia y el terrorismo y la alianza del país con China, que le ha proporcionado miles de millones de dólares, así como por un repunte poblacional que se mantendrá en los próximos años. En concreto, se prevé que la población urbana de Pakistán sume alrededor de 30 millones de personas para 2027.