Creative commons

Creative commons

El precio de la vivienda en EEUU sigue en plena escalada y ha firmado su mayor subida en los últimos 16 años. Según el índice S&P Corelogic Case-Shiller, en marzo registró un repunte interanual del 13,2%, tras haber repuntado un 12% en febrero, lo que representa el mayor incremento desde diciembre de 2005. 

La referencia correspondiente a las 10 principales áreas metropolitanas del país experimentó un incremento anual del 12,8%, frente al 11,7% de febrero, mientras que el dato para las 20 mayores áreas metropolitanas subió un 13,3%, frente al 12% del mes anterior.

Entre estas, las mayores subidas anuales se observaron en Phoenix, con un alza del 20% de los precios, por delante del 19,1% registrado en San Diego, mientras que Chicago, con un repunte del 9%, fue la única de las grandes ciudades estadounidenses donde los precios subieron por debajo del 10%.

«Estos datos son consistentes con la hipótesis de que el covid-19 ha alentado a los compradores potenciales a mudarse de apartamentos urbanos a viviendas suburbanas», indicó Craig Lazzara, director gerente y responsable global de estrategia de inversión de índices en S&P DJI.

«Esta demanda puede representar compradores que aceleraron compras que habrían sucedido de todos modos durante los próximos años o, alternativamente, puede haber habido un cambio secular en las preferencias, lo que ha llevado a un cambio permanente en la curva de demanda de alojamiento», añadió.

Los últimos datos del mercado también traen fuertes subidas del precio de la vivienda en países como Reino Unido. Las mejores perspectivas económicas han elevado el precio de las casas un 10,2% interanual en marzo, justo un año después de lo más duro de la pandemia en toda Europa, lo que se ha traducido en la mayor subida desde 2007. El precio promedio de la vivienda en Reino Unido alcanza un récord de 256.405 libras, 297.217 euros al cambio. actual,