El mercado de la vivienda de lujo  a nivel mundial apenas creció un 1,3% durante el primer trimestre de 2019, el incremento más bajo de la última década, aunque hay contrastes entre ciudades. Mientras los precios en Berlín y Moscú crecieron por encima del 10%, otras urbes como Vancouver (-14,5%) o Estambul (-9,9%) registraron las principales caídas, según el Índice de Precios de Knight Frank.

El mercado mundial de viviendas de lujo se mantuvo estable entre enero y marzo, según el análisis de 45 mercados residenciales de alto ‘standing’ por todo el planeta, elaborado por Knight Frank. De media, los precios aumentaron un 1,3% interanual en el primer trimestre, lo que supone el menor incremento de la última década, cuando estalló la crisis económica global.

Según el análisis de la inmobiliaria de lujo, “esta ralentización de los precios de las casas se ha producido en gran parte por la unión de un gran nerviosismo económico, combinado con una serie de reformas de las políticas locales, como el aumento de los impuestos sobre las transacciones o las prohibiciones a los compradores no residentes, específicamente promulgadas para controlar el crecimiento descontrolado de los precios”, concretan Kate Everett-Allen, directora de estudios de Knight Frank.

De hecho, en mercados como Vancouver (Canadá), los precios han descendido un 14,5% interanual después de imponer tasas a las compras de viviendas realizadas por extranjeros. En Estambul (Turquía), la crisis económica y política que vive el país ha hundido a la lira turca y contribuyó a una caída de casi un 10% en el valor de las viviendas de lujo.

“Durante este arranque de año, se han dado factores para la inestabilidad del sector: la amenaza de una guerra comercial mundial, el pico de incertidumbre en torno al Brexit o el informe del FMI que proyectó que el 70% de las economías mundiales comenzarían una desaceleración en 2019”, concretó Everett-Allen.

Pero también hay mercados donde esta incertidumbre ha tenido mejor influencia, y mientras Berlín encabezó el índice de viviendas de lujo con un aumento del 14,1% interanual en el primero trimestre del año, Moscú acompañó las subidas con un 12%. Le acompañaron Frankfurt (9,6%) o Edimburgo (7,6%).