Warren Buffett

Warren Buffett

Gtres

El negocio inmobiliario empieza a dar grandes satisfacciones al celebérrimo Warren Buffett, el inversor más prestigioso del mundo. HomeServices, el ‘broker’ inmobiliario propiedad de su conglomerado inversor Berkshire Hathaway, se ha convertido ya en el segundo mayor de EEUU después de una agresiva campaña de adquisiciones, según datos de Real Trends. Pero el conocido como ‘Oráculo de Omaha’ quiere más.

Con transacciones por valor de más de 125.000 millones de euros en 2017, HomeServices ya sólo tiene por delante a NRT. Un líder sólido que opera con marcas tan populares y prestigiosas como Coldwell Banker y Sotheby’s y que el año pasado intermedió operaciones por valor de cerca de 180.000 millones de euros. Dos colosos frente a frente que han metido una distancia sideral sobre el resto de competidores en un mercado en cualquier caso fragmentado.

En su esperada carta anual a los accionistas de Berkshire, Buffett ha sacado pecho con su floreciente ‘broker’ inmobiliario. “Tenemos un 97% del mercado por delante”. Con esta agresiva afirmación se ha referido al camino que le queda por andar a un grupo que, a pesar de su extraordinario crecimiento en los últimos trimestres, apenas realiza un 3% de las transacciones inmobiliarias de la primera economía del mundo.

Buffett, que amasa una de las mayore fortunas del planeta, va muy en serio en su asalto al número uno del sector. El crecimiento del 34% en el número de transacciones realizadas respecto a 2016 tiene mucho que ver con las adquisiciones. Especialmente con la ejecutada el año pasado con la compra de un gran grupo como Long & Foster. Antes, en enero de 2017, Buffett había adquirido otro ‘broker’ inmobiliario, Houlihan Lawrence.

Ahora, HomeServices es un gigante con más de 40.000 agentes repartido por todo el país y preparado para disputar el liderato a NRT. Buffett no ha dejado de elogiar su rápido crecimiento y el protagonismo del intermediario inmobiliario en la carta anual demuestra que el topoderoso inversor va a por todas en uno de sus negocios más prósperos. Y cuenta con liquidez de sobra para darle un nuevo impulso.

En su carta anual, Buffett asegura que está buscando operaciones de gran tamaño que le permitan consumir parte de su exceso de liquidez y mejorar los niveles de rentabilidad del grupo. El año pasado, Berkshire Hathaway sólo realizó una gran operación. Fue la compra de una participación cercana a 40% en la empresa propietaria de la cadena de estaciones de servicio para camiones Pilot Flying J. Centers. Pagó en torno a 2.500 millones de euros.

Buffett tiene más de 100.000 millones de dólares disponibles para nuevas compras. Una fortuna que puede dar otro considerable empujón a uno de los negocios, el inmobiliario, que más ha sorprendido por su imparable crecimiento. HomeServices, la empresa adquirida en los albores de este siglo y cuya vida transcurría ahora sin pena ni gloria, tiene ahora tratamiento de estrella en la cartera del inversor más famoso del mundo.