La estrategia a futuro del family office Mazabi está unida al sector de las medianas superficies comerciales. Un negocio en el que ha entrado de lleno con el objetivo de convertirse en la referencia del mercado doméstico.

En concreto, este vehículo ha lanzado el proyecto ‘Atalaya Superficies Comerciales’, que dispone de unos fondos propios de 30 millones de euros (procentes de varios family offices españoles y extranjeros, principalmente latinoamericanos) y cuyo objetivo es conseguir unas ventas superiores a los 180 millones de euros en un plazo de seis años.

Mazabi sostiene que su nuevo proyecto “nace con la vocación de convertirse en un actor relevante en el desarrollo de locales y medianas superficies comerciales para los más importantes ‘retailers’, y seguir así aprovechando el buen hacer y las oportunidades que desde Mazabi ya se han desarrollado de forma individual”. De hecho, el familu office asegura que este es unm sector con alta demanda de profesionalización y expectativas de crecimiento a medio plazo.

Para llevar a cabo sus planes, ha fichado a Sebastián Ojeda Gartner, un profesional ligado durante más de dos décadas al sector financiero y con experiencia en el real estate. Durante los últimos 13 años, ha trabajado en Bankinter y ahora se incorpora como director general del nuevo proyecto de Mazabi. 

Con el proyecto y las incorporaciones el family office quiere profesional esta área de negocio que, en su opinión, siempre ha sido estratégica para el grupo, que actualmente tiene un patrimonio de más de 1.300 millones de euros bajo gestión. Posee inversiones en 14 países con 50 fondos y prevé ampliar su portfolio hasta los 2.000 millones de euros. 

Para materializar este objetivo, ha encargado a KPMG la búsqueda de un socio a largo plazo que aporte en torno a 200 millones de euros de capital, con el que ampliar su portfolio en unos 500 millones de euros.