Si bien os mostramos cuánto patrimonio poseen los líderes de los partidos políticos con representación en el Parlament de Cataluña, ahora hemos desgranado los bienes de los 135 diputados. Solo 39 diputados no poseen ninguna casa, y de estos, 35 ni siquiera un garaje, una finca rústica o algún inmueble urbano. El resto de la cámara catalana, 96 diputados, se reparte las 173 casas que han declarado a razón de la ley de transparencia 14/2014 que les obliga a hacer público su patrimonio al inicio de cada legislatura.

Con el Parlament recién constituido se sabe que 96 diputados poseen, al menos, una vivienda, algunos no tienen propiedades pero sí tienen deuda hipotecaria, o algunos destacan por tener mucho dinero en su cuenta bancaria. Resumimos qué tiene cada partido político, en función de los escaños que consiguieron en las elecciones de diciembre:

Ciudadanos: 43 viviendas con la mayor deuda hipotecaria

Los diputados del partido naranja no son los que más propiedades tiene, en eso les supera JuntsXCat, aunque sus 36 diputados poseen 43 viviendas. No obstante, los que acumulan mayor deuda hipotecaria son el partido liderado por Arrimadas, con 2,7 millones de euros de capital pendiente de pago. El valor catastral de sus viviendas, por su parte, se sitúa en 7,6 millones de euros. 

Otro dato que destaca de los 36 diputados de Ciudadanos es que son los que cuentan con más participaciones en sociedades mercantiles con diferencia, ocho.

JuntsxCat, más propiedades, más dinero invertido y más dinero en efectivo

El partido liderado por Carles Puigdemont es el que más riqueza acumula. Bien sea en inmuebles, en capital invertido o en dinero en efectivo. Sus diputados suman un total de 50 viviendas, teniendo en cuenta que solo el representante número diez de los nacionalistas y presidente del Consell Escolar de Catalunya, Lluís Font, apila el mayor patrimonio de todos los diputados: 12 viviendas y 6 locales por un valor total de 827.375 euros y todos los inmuebles declarados como heredados. 

En ese sentido, el partido que más propiedades ha heredado es JuntsXCat: los diputados Josep Rull, Lluís Font, Montserrat, Macià y Quim Torra son quienes han obtenido más legado inmobiliario.

De la misma forma, es el partido que maneja más efectivo, con 1,2 millones a su disposición en sus cuentas corrientes. Por su parte, el dinero invertido entre fondos de inversión, acciones y planes de pensiones, entre todos sus diputados tienen más de 1 millón de euros invertidos en esos activos. Después de C’s, es el partido con más participaciones en sociedades (6). La diputada Marta Madrenas, que no tiene propiedades, sí tiene una hipoteca con 72.964 euros pendiente de pago.

ERC, diputados sin propiedades pero con hipotecas

El partido independentista es el segundo que más viviendas acumula, después de JuntsxCat: de los 32 representantes en la cámara, 21 de ellos tienen 44 viviendas. Y, después de Font con mayor patrimonio del Parlament, se encuentra la republicana Anna Caula, con 7 viviendas en su propiedad con un valor total de 466.550 euros. 

De los 11 diputados de ERC restantes que no tienen ninguna casa a su nombre, tres de ellos sí tienen alguna otra propiedad. Es el caso del presidente del Parlament, Roger Torrent, con un bien declarado como “otro inmueble urbano” con un valor catastral de 113.000 euros. El ‘exconseller’ de Salud, Toni Comín, que tampoco posee ninguna vivienda, sí declara una finca rústica heredada de la que es propietario a un 14,28%. 

Un caso llamativo es el del diputado Òscar Peris, quien solo posee un garaje al 100% de titularidad y valorado en 9.000 euros y, a su vez, tiene un préstamo hipotecario con una cantidad pendiente de pago de 120.000 euros.

PSC: la casa más cara del Parlament

Si en algo destaca el grupo socialista es por tener entre sus diputados la casa más cara del Parlament. La diputada Assumpta Escarp posee una vivienda adquirida en 2005 que declara por un valor de 1.025.000 euros, además de contar con un local valorado en 10.073 euros.

Con todo, de los 17 representantes socialistas en la cámara, solo cuatro no poseen bienes inmuebles, lo que significa que a proporción, es uno de los partidos con más propiedades. De la misma forma, es el segundo partido con más dinero invertido: sus 17 diputados acumulan 904.817 euros entre fondos de inversión, planes de pensiones y acciones. 

Catalunya en Comú Podem: el partido con menos deuda hipotecaria

Los siete representantes de la coalición Catalunya en Comú Podem son los que menos deuda hipotecaria tienen pendiente de liquidar: de las 5 hipotecas de sus diputados, tienen pendiente de saldar 218.785 euros.

Solo dos diputados no poseen ninguna vivienda: el líder del grupo parlamentario, Xavi Domènech, y su número dos, Elisenda Alamany. El resto, se reparten las siete viviendas declaradas: Josep Nuet y Susanna Segovia son los únicos que declaran tener más de una vivienda de propiedad. El total del valor de sus viviendas está en los 960.272 euros.

CUP: Sin participaciones en sociedades ni inversiones

Los representantes del partido anticapitalista parece que cumplen con los ideales de la CUP: ni participaciones en sociedades, ni dinero invertido en acciones o planes de pensiones u otros tipos. Eso sí, la mitad de sus diputados sí poseen viviendas: la del diputado Carles Riera, adquirida en 1997 y valorada en 105.005 euros, y la del diputado Vidal Aragonès, adquirida en 2010 y valorada en 316.000 euros. Entre los dos, deben de su préstamo hipotecario 282.557 euros. 

Con todo, solo la diputada Maria Sirvent está libre de deuda. El resto, o bien la deuda hipotecaria o deuda procedente de préstamos de consumo o para financiar un vehículo. Cabe recordar que es el partido con la media de edad más baja de todo el Parlament.

PP: el partido con más riqueza proporcional

Los populares son los que menos representación tienen en la cámara catalana, cuatro diputados, pero en proporción con el resto de diputados, son los que más riqueza acumulan. Menos la diputada Andrea Levy, sus tres compañeros acumulan 7 viviendas, cuatro garajes, un local y “otro inmueble urbano”, que en total suman 1.334.061 euros. 

Si calculamos la riqueza per cápita, el PP es el partido que gana por goleada. Mientras que cada uno de sus diputados tienen de media 76.287 euros de dinero invertido, es una cifra que casi triplica (2,6) la de los diputados de JuntsxCat, quien en valores absolutos es el partido con más patrimonio. Sucede lo mismo con el dinero en cuentas corrientes: mientras que los nacionalistas tienen de media 35.263 euros en efectivo, los populares triplican su dinero en sus cuentas con 99.800 euros de media.

En esa línea, deben 566.437 euros de préstamo hipotecario y tienen a su disposición en las cuentas corrientes 398.845 euros, aunque solo Levy acumula 237.000 euros en efectivo.