El mercado laboral mejora un mes más y firma en septiembre una caída histórica. En concreto, el paro registrado en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en septiembre ha bajado en 76.113 personas respecto al mes anterior (un 2,28%), rompiendo la tendencia alcista habitual de este mes. Es, según el Ministerio de Trabajo y Economía Social, la mayor caída registrada en la historia en un noveno mes del año.

Tras este descenso, el séptimo mensual consecutivo, el número total de desempleados en España se sitúa en 3.257.802 personas, el más bajo desde febrero de 2020; esto es, justo antes del estallido de la pandemia sanitaria (cuando se contabilizaron 3,24 millones de personas). En términos interanuales, hay 518.683 (-13,73%) personas en desempleo menos.

El retroceso del número de parados ha sido generalizado en todos los sectores. En servicios ha descendido en 39.312 (-1,68%) personas, mientras que en agricultura ha caído en 13.067 (-8,08%) personas; en la construcción, en 12.309 (-4,53%) personas; y en la industria, en 6.668 (-2,45%) personas. Según la cartera liderada por Yolanda Díaz, «la industria, la agricultura y la construcción ya presentan un nivel de paro registrado inferior al inicio de la pandemia». 

Sin embargo, la mejora no ha sido homogénea en toda España. Y es que el paro ha bajado en 12 comunidades autónomas, entre las que destacan Canarias (-20.699), Cataluña (-12.658), Castilla-La Mancha (-10.720) y Castilla León (-10.281), mientras que ha repuntado en Baleares, Cantabria, Galicia, Asturias y Andalucía, acompañadas por la ciudad autónoma de Melilla. Respecto a febrero de 2020, justo en el momento prepandemia, 13 regiones y las ciudades autónomas ya tienen menos parados que entonces. En cambio, todavía arrastran más desempleados el País Vasco, Canarias, Comunidad Valenciana y Madrid. En estos dos últimos casos, el paro es un 15,5% y un 16,6% más alto que antes de la crisis sanitaria, respectivamente.

Al igual que en los meses anteriores, el dato de paro de septiembre no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados. Según el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, en septiembre de 2021 el número de afectados por ERTE ha tocado mínimos de la pandemia (algo menos de 249.000 personas de media al mes, y 239.230 personas a cierre de septiembre).

Se crean más de 32.000 empleos

El Ministerio liderado por José Luis Escrivá afirma que el número de afiliados a la Seguridad Social en términos desestacionalizados se situó en 19.559.689 personas en septiembre. Una cifra que supera a los ocupados de febrero de 2020, mes previo al inicio de la crisis del covid-19.

En septiembre, la afiliación creció en 82.184 trabajadores respecto al mes anterior (un 0,42% más), mientras que en los últimos cinco meses ha aumentado en 540.000 trabajadores.

Por sectores, se han producido aumentos en casi todas las ramas de actividad, con especial intensidad en servicios (85.742). industria registró 2.366 personas ocupadas más y construcción, 7.875. La única que pierde afiliados es Agricultura, con 8.588 trabajadores menos.  Según la Seguridad Social, la afiliación en «la rama de la industria no ha parado de crecer desde junio de 2020, mientras que la construcción lo hace desde febrero y servicios, desde abril». 

Por último, en los últimos 12 meses han incorporado ocupados todas las comunidades y las dos ciudades autónomas. Destaca el aumento de afiliados a la Seguridad Social en Baleares, con un 8,64% más en los últimos 12 meses; Comunidad Valenciana, que creció un 4,26% y Andalucía, con el 3,94%.