Es una de las provincias con los precios más elevados de España. Las compraventas en Guipúzcoa ha crecido un 38,8% este primer trimestre del año respecto al último tramo de 2017, una subida que le sitúa 23 puntos por encima de la estatal. Las operaciones han crecido un 70% en cuatro años y algunos analistas apuntan que se debe a la recuperación económica, la recuperar flexibilidad en la concesión de hipotecas y una demanda estancada durante los años de la crisis. 

Entre enero y marzo, se han realizado 1.728 compraventas en Guipúzcoa, casi veinte operaciones al día. Este repunte notable, supera el mismo periodo de 2017, cuando se registraron 15 firmas al día. Además, hay que tener en cuenta que a cierre del año pasado el aumento fue del 8,9%, cinco puntos por debajo de la media estatal (14,9%). Asimismo, el crecimiento interanual de la provincia se sitúa en un 25,5%, doce puntos por encima de la media estatal, que está en 13,4%.

Este incremento que está experimentando Guipúzcoa supone un 70% comparado con el peor trimestre del mercado inmobiliario, el primer trimestre de 2014. Entonces, se ejecutaron 11,4 operaciones al día, con un total de 1.028 compraventas en esos tres meses, según datos del Colegio de Registradores. Este ritmo va camino a seguir en aumento y supera al registrado en el conjunto de España, que en estos cuatro años ha crecido un 55%, al pasar de las 83.022 operaciones en el primer trimestre de 2014 a las 128.990 en este último trimestre.

Con todo, algunos analistas aconsejan prudencia al leer los datos de arranque de año, ya que “por decisiones fiscales” muchas operaciones se cierran en los últimos meses del ejercicio precedente pero no son inscritas hasta el siguiente. De todas formas, en Guipúzcoa no se registraba un dato igual desde 2008, cuando se cerraron 1.745 operaciones en el primer trimestre.

En el conjunto de la comunidad autónoma, los números son similares. En Euskadi se cerraron 5.356 operaciones en el primer trimestre de 2008, mientras que ahora acumula 5.305. Los expertos, por su parte, creen que, pese a estos números, no hay que “preocuparse de una burbuja”. «Aunque nos acerquemos en el número de compraventas, el volumen de negocio está aún muy lejos, es decir, la cantidad de capital que se ha movido en el 2017 está muy lejos de la de 2007 o 2008», explica José Luis Polo, presidente del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad de Guipúzcoa. 

Por su parte, Ferran Font, director de estudios de pisos.com, opina que “aún existe recorrido para aumentar las compraventas registradas”. Para Font, si este crecimiento de compraventas no va acompañado de un incremento de precios, no existe problema. En el País Vasco, el m2 no ha aumentado al mismo ritmo que las operaciones: de 2014 a 2018, solo ha aumentado 161 euros/m2 (de los 1.534 euros a los 1.695). Es decir, un aumento del 10,5%. Y aún está más lejos de los 2.421 euros/m2 de media en 2008.

Menos endeudamiento por familia

La diferencia con el endeudamiento también es distinta a 2008. Mientras que hace diez años, una familia vasca tenía una cuota hipotecaria de 964,2 euros, a un tipo de interés medio del 5,01% y con una duración de 26 años, este año se están firmando hipotecas con cuotas de 592,31 euros, un tipo de interés medio del 1,88% y una duración de 24 años.

Una explicación para esta diferencia es que ahora las hipotecas son “más saludables” para las familias y no se conceden con la misma facilidad que en 2008. En el primer trimestre de hace diez años, en Guipúzcoa se firmaron 2.670 hipotecas, con un montante de 466,9 millones de euros. En el mismo periodo de este año, se han firmado 1.461 préstamos y con un montante de 209,5 millones de euros, menos de la mitad que en 2008.