Los principales candidatos para tomar el bastón de mando de los Ayuntamiento de Madrid y Barcelona han planteado sus políticas de vivienda en las entrevistas concedidas a idealista/news. Ahora, hemos recopilado los distritos en los que residen los aspirantes a dirigir los consistorios de las dos grandes ciudades españolas.

Tres de los cinco candidatos viven dentro de la M-30

Los candidatos a Madrid viven principalmente en la zona norte de la capital, y tres de los cinco cabezas de serie residen en el interior de la M-30, donde los precios son más caros. El precio medio de venta de la vivienda usada en la ciudad alcanzó los 3.807 euros/m2 en abril, un nuevo máximo de la serie histórica, según los datos de idealista.

El alquiler también ha alcanzado su precio máximo con 15,9 euros/m2 de media en el cuarto mes del año. Como ya informamos en idealista, Madrid es una de las seis capitales en las que el precio del alquiler se ha incrementado por encima del 30% durante la legislatura que acaba.

La actual alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, vive en el distrito de Hortaleza, donde los precios se encuentran en los 3.715 euros/m2 de media. Unos precios que son un 2,4% menos que el máximo alcanzado en pleno boom inmobiliario. Entre los barrios más caros de la zona están Sanchinarro (4.478 euros/m2) y Conde Orgaz-Piovera (4.266 euros/m2).

Los alquileres se encuentran es este distrito al noreste de la capital en los 13,1 euros/m2 de media, un 2% por debajo de su máximo histórico, alcanzado el pasado mes de octubre, pero hasta un 23,6% más caros que hace cuatro años, cuando Carmena llegó de la mano de Podemos.

El nuevo candidato del PSOE, ‘Pepu’ Hernández, reside en el distrito de San Blas Canillejas, el más barato en el que viven los cabezas de lista de los principales partidos al Ayuntamiento madrileño con 2.551 euros/m2, aunque los barrios como Salvador (3.557 euros/m2) o las Rosas (3.135 euros/m2) son de los más caros de la zona. El precio en venta aún están un 29,2% por debajo de los máximos alcanzados en 2007.

El precio medio de los alquileres se encuentra actualmente en 11,6 euros/m2, un 3,7% alejado de su máximo histórico de 2009, pero un 12,6% más alto que al inicio de la legislatura 2015-2019.

El candidato del PP, José Luis Martínez-Almeida, habita en el distrito de Tetuán, dentro de la almendra de la M-30 de Madrid. El precio medio de venta de la vivienda usada alcanzó los 3.731 euros/m2 este abril, todavía un 3,3% más bajo que su máximo recogido en diciembre de 2007.

Sin embargo, los alquileres se han disparado un 35,3% en los últimos cuatro años para alcanzar un nuevo máximo histórico de 15,7 euros/m2. Las rentas más altas se piden en los barrios de Cuatro Caminos (17 euros/m2) y Cuzco-Castillejos (16,3 euros/m2). Ambos barrios repiten también como los más caros en venta con 4.352 euros/m2 y 4.282 euros/m2, respectivamente.

Los otros dos candidatos, Begoña Villacís (C’s) y Javier Ortega Smith (VOX) son vecinos en el distrito de Chamberí, el más caro donde habitan los candidatos con 5.276 euros/m2 de media que, pese a este alto precio, se encuentra un 1,1% por debajo del más alto alcanzado en octubre de 2018. Almagro (6.285 euros/m2), Trafalgar (5.513 euros/m2) o Arapiles (5.373 euros/m2).

Para los precios del alquiler, Chamberí alcanzó los 18,3 euros/m2 de media, nuevo máximo histórico para este distrito del centro de Madrid, y que supone un 32,6% más que hace cuatro años.

El triángulo de poder en Barcelona

Los cinco principales candidatos a la alcaldía de la capital catalana se reparten entre tres distritos que conforman un triángulo: Eixample, Sants-Montjuïc y Sarrià-Sant Gervasi. Barcelona tiene un precio medio para la venta de segunda mano de 4.242 euros/m2, la segunda ciudad más cara de España, solo por debajo de San Sebastián, y prácticamente en precios máximos, solo un 0,9% por debajo de su precio más alto alcanzado en septiembre de 2018.

Mientras, los alquileres medios llegaron en abril a 16,3 euros/m2, un 1,8% menos que cuando tocó techo en otubre de 2017. Hace cuatro años, los precios estaban un 34,2% por debajo de los precios de alquiler actuales.

La actual alcaldesa de Barcelona en Comú, Ada Colau, reside en el distrito de Eixample donde los precios medios de compraventa han alcanzado los 4.770 euros/m2, un 3,3% menos que el máximo alcanzado en junio de 2017. Los barrios más caros de este distrito son La Detra de l’Eixample (5.826 euros/m2) y L’Antigua Esquerra de l’Eixample (5.261 euros/m2).

Comparte vecindario con el candidato del PSOE-PSC, Jaume Colboni, en un distrito donde el precio medio de los alquileres llega a los 16,7 euros/m2, un 3,1% menos de cuando alcanzó su máximo en noviembre de 2017. Las rentas del alquiler en los últimos cuatro años han aumentado un 34,7% en los últimos cuatro años.

Los cabezas de lista de ERC, Ernest Maragall, y del PP, Josep Bou, tienen diferencias políticas, pero son vecinos en el distrito Sarrià-Sant Gervasi, el más caro de todo Barcelona con sus 5.388 euros/m2 en venta y 16,9 euros/m2 en precio del alquiler.

Sarrià llegó a sus máximos en venta de vivienda usada el pasado mes de febrero, y ahora han bajado un 1,2%. Los barrios más caros de este distrito son Sarrià (5.854 euros/m2) y Les Tres Torres (5.818 euros/m2). Mientras que frente al alquiler apenas han caído un 0,7% desde el precio más alto registrado en abril de 2018. Los alquileres en este distrito han subido un 28% en la última legislatura.

Finalmente, el nuevo candidato de Ciudadanos, Manuel Valls, vive en el distrito de Horta Guinardó, el más asequible de los tres con 3.200 euros/m2, hasta un 6,7% por debajo del récord de precios alcanzado en septiembre de 2008. El Baix Guinardó (3.685 euros/m2) y El Guinardó (3.421 euros/m2) son los barrios más caros de la zona.

En cuanto al precio de los alquileres se han disparado un 39,6% en los últimos cuatro años para alcanzar su máximo histórico este abril de 2019 con 13,4 euros/m2.