Todas las previsiones sobre Cataluña anticipaban un cierre de 2017 por debajo de las expectativas iniciales de año. En cierto modo, así ha sido, pero Cataluña ha remontado los meses de parón, octubre y noviembre, y ha dado unos resultados en el mercado de oficinas con un crecimiento del 4%. Según un estudio de la consultora Savills Aguirre Newman, se contrataron 343.426 m2, lo que ha reducido a 7,54% la disposición de oficinas en la capital catalana.

Para este crecimiento ha habido cinco operaciones clave, que se han concentrado en 22@ y en la Zona Franca y Plaza Europa, ambas zonas descentralizadas del histórico eje de negocios y se han firmado durante el segundo semestre del año. Estas han sido, la instalación de Esteve en Torre Marina (Paseo de la Zona Franca) para ocupar 11.860 m2; la tecnológica King al contratar un 84% del Parc Glòries (22@) y ocupar 8.837 m2; la gigante del coworking WeWork en el edificio Luxa Gold del Bussiness Park (en 22@), ocupando 6.572 m2; la competencia de WeWork, Regus, y la contratación de 3.800 m2 en el Edificio La Campana (Zona Franca); y la funeraria Mémora, con la contratación de 2.100 m2 en Torre Auditori (Zona Franca).

La consultora reconoce que 2017 apuntaba a un año con datos “excepcionales” para Barcelona, que finalmente se han quedado en “muy buenos”, apuntó Hipólito Sánchez, director de inversiones en Barcelona. Con todo, para Anna Gener, directora general de Savills Aguirre Newman Barcelona, “el volumen de inversión se encuentra en máximos desde hace diez años”. Prueba de ello es que para 2018, el 64% de la oferta ya tiene un usuario comprometido. Es el caso de los edificios Luxa para Amazon 

En su análisis de mercado, Savills Aguirre Newman, la disponibilidad de ocupación en Barcelona ha bajado dos décimas en 12 meses y queda lejos del 15,03% que tenía en 2014: del 9,50% disponible en enero de 2017, al 7,54% en enero de 2018. Igualmente, a mitad de año la disponibilidad estaba en 8,43%.

En lo que a precios se refiere, la zona con los precios más altos sigue siendo el distrito de negocios tradicional. Eso es, eje Diagonal y Paseo de Gracia, con máximos en 23 euros/m2 y un precio medio de 18,97 euros/m2, lo que significa un crecimiento del 12,9% interanual. La zona de oficinas con los precios más bajos, por su parte, es en la periferia de la ciudad (OUT), es decir, Sant Joan Despí, Esplugues, Sant Just Desvern, aeropuerto, Cornellà o Viladecans. Los máximos en estas áreas está en los 12,80 euros/m2 y una media de 8,22 euros/m2.

La zona descentralizada, la denominada DEC, que recoge 22@ y Plaza Europa (las áreas con mayor contratación en 2017) es la que ha registrado la mayor subida, con 19,50 euros/m2, un 8,3% más caro que en 2016.

Para este año y el que viene, Savills Aguirre Newman espera que salgan al mercado 305.250 m2 nuevos, entre nuevos proyectos y rehabilitación de existentes, lo que conllevará unos incrementos generalizados pero alcanzará máximos en el distrito de negocios tradicional y en 22@ y Plaza Europa.