Gtres

Gtres

Norges Bank es el gestor del mayor fondo soberano del mundo, el noruego. Un gigante, el primero del globo en su categoría, que se juega en el mercado de valores español alrededor de 16.000 millones de euros. De esta cantidad (los datos oficiales corresponden al cierre del ejercicio 2017), alrededor de un 0,8% está invertido en ocho inmobiliarias cotizadas. Su valor de mercado ronda los 135 millones de euros.

La inversión del transatlántico noruego en el ladrillo cotizado español es todavía discreta. Pero la comparación con las cifras de cierre del ejercicio 2016 dice que Norges cuenta hoy con muchas más inmobiliarias en cartera que un año antes. El año pasado, dio entrada a Neinor Homes (empezó a cotizar en marzo de 2017), Realia Business y Axiare.

Y también lo hizo en compañías de baja capitalización como Quabit o Inmobiliaria del Sur. Esta última se ha convertido en una de las joyas de pequeño tamaño de la bolsa española, con grandes subidas avaladas por un ambicioso plan de negocio. Estas cinco socimis o promotoras se unen en la cartera a las participaciones más antiguas de Norges. Se trata de las tres mayores socimis: Colonial, Merlin Properties e Hispania.

Por lo tanto, el fondo soberano está haciendo una apuesta decidida por el mercado inmobiliario español, que en plena recuperación de la economía nacional está recuperando tamaño, presencia y representatividad en bolsa. 

Colonial (Norges tiene un 1,75% valorado en unos 65 millones de euros), Neinor Homes (30 millones) e Hispania (13 millones) son sus participaciones más voluminosas. En 2017 destaca la apuesta por Neinor, la primera promotora inmobiliaria que dio el salto a la bolsa desde el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. La compañía ha sufrido fuertes caídas en los últimos días tras anunciar una reducción de la previsión de viviendas entregadas para este año y 2019.

Un gigante inmobiliario

Norges Bank es un gran experto inmobiliario. Fuera del mundo de los cotizado, el 2,6% de la multimillonaria cartera del fondo estaba invertido en activos inmobiliarios, repartidos entre oficinas, ‘retail’ y activos logísticos.

El fondo noruego invierte con vocación de largo plazo en mercados muy líquidos y en activos de alta calidad. En EEUU, sus grandes mercados son New York, Boston, Washington y San Francisco. En Europa, la actividad se concentra fundamentalmente en Londres, Paris, Berlin y Munich. Y entre los mercados más desarrollados de Asia, Tokio y Singapur son las plazas predilectas.

La apuesta inmobiliaria no cotizada de Norges le ha reportado jugosas ganancias en los últimos años. El fondo soberano acumula cinco años consecutivos de retornos positivos. El año pasado, la ganancia fue del 7,52%, mientras que en los ejercicios 2014 y 2015 se situó alrededor del 10%.