Barnes

Barnes

El coronavirus sigue cambiando día a día todo aquello que toca. Si bien es cierto que el lujo es uno de los sectores menos expuesto a las crisis, su actividad en Barcelona se encuentra en ‘stand-by’ a la espera de una vacuna contra el covid-19 que devuelva al mercado a la normalidad. Franceses, italianos, rusos, belgas y británicos, las nacionalidades con más presencia en el mercado extranjero de la capital catalana, continúan analizando desde la distancia sus posibilidades de inversión para cuando se produzca la apertura de fronteras.

Según un estudio de Barnes, la estabilización actual de los precios y la ausencia de la demanda internacional abre una ventana de oportunidad de 6 meses para el cierre de operaciones que favorece tanto a compradores como a propietarios.

Desde que estalló la pandemia, el mercado de lujo de la Barcelona se mueve entre los 500.000 euros y el millón, con precios medios de 6.000 euros/m2. En estos momentos, la oferta inmobiliaria con precios superiores a los 2 millones de euros, que hasta el inicio de la crisis encontraba potenciales compradores provenientes del extranjero, no encuentra comprador entre la demanda nacional, por lo que sus propietarios se ven obligados a bajar sus precios o a resignarse a no vender.

Elizabeth Hernández, directora de BARNES Barcelona, destaca que “las noticias acerca de vacunas eficaces que podrían ser comercializadas a principios de 2021 han aportado cierto optimismo al mercado, aunque queda camino por recorrer hasta volver a la normalidad”. La experta subraya que “Barcelona es, con mucha diferencia, la capital española más deseada para la compra de residencias principales por parte de extranjeros que no sólo vienen a trabajar, sino que están enamorados de la ciudad y se quieren quedar a vivir, por lo que la ausencia de este perfil de comprador o inversor se está notando en el número de transacciones, pero también permite a la demanda nacional acceder al mercado con precios más competitivos”.

¿Cuál es la vivienda de lujo más buscada en Barcelona?

El interés del comprador local por la adquisición de viviendas ‘premium’ en Barcelona registra todavía gran estabilidad en las dos principales zonas de este mercado, Eixample y la zona alta, que concentran dos de cada tres viviendas a la venta de más de 500.000 euros. Eixample acapara el 34% de la oferta de lujo de la ciudad, mientras que Sarrià-Sant Gervasi y Pedralbes, la considerada “zona alta”, otro 32% del total.

La vivienda media en el mercado de alta gama se busca como residencia principal, tiene alrededor de 150 m2, 3 habitaciones, 2 baños y zonas exteriores. Si bien se prefieren viviendas reformadas o en buen estado, la demanda no descarta adquirir inmuebles a reformar siempre que se realicen rebajas notables en el precio de venta.