El sector inmobiliario en España va ganando confianza e inversión con el paso de los meses. Según el banco alemán especializado en inversión inmobiliaria Deutsche Hypo, el mercado doméstico acumula ya cinco trimestres consecutivos de recuperación y durante el pasado verano fue, junto con el británico, el que registró mayor crecimiento en Europa.

Así lo reflea el índice REECOX de la compañia, que recoge trimestralmente la evolución de los mercados inmobiliarios de Alemania, Francia, Gran Bretaña, Polonia, España y Países Bajos calculando para cada uno de estos seis países valores basados en cinco variables. En España, estas variables son el Ibex 35, el índice inmobiliario FTSE EPRA NAREIT Spain, el índice de clima económico Economic Sentiment Indicator de la Comisión Europea para España, los tipos de interés del BCE y los tipos de interés de los bonos a 10 años.

En base a todas estas variables, el sector inmobiliario doméstico ha alcanzado en el tercer trimestre del año una puntuación de 186 puntos, acercándose así al nivel prepandemia. 

Según explica María Teresa Linares Fernández, directora de la sucursal de Deutsche Huupo en Madrid, «en el mercado inmobiliario español ha regresado el optimismo y el volumen de inversión ha aumentado considerablemente. De hecho, para finales de 2021 se prevé un volumen aproximado de 12.000 millones de euros».

Dentro del interés que está despertando el ‘ladrillo’, la entidad alemana destaca principalmente el atractivo que están teniendo principalmente los activos logísticos, impulsadas por el alza del comercio online, y los residenciales de alquiler, donde están surgiendo todo tipo de proyectos bajo el formato ‘build to rent’, basada en la construcción de promociones de viviendas nuevas destinadas al arrendamiento. Aunque de forma más moderada, también destaca el interés inversor por los activos hoteleros, cuya oferta sigue creciendo a pesar del covid. Solo en idealista hay más de 650 establecimientos en venta en España, un 16% más que el año pasado. 

En palabras de Linares Fernández, «se observa un cambio en la demanda: si antes la demanda se centraba en ‘retail y oficinas’, ahora prima un interés por superficies logísticas y viviendas de alquiler, dos sectores que han sabido sortear la crisis».

«El logístico ha sido el sector que más se ha beneficiado de la pandemia, principalmente por el aumento del comercio online. De hecho, en España, el porcentaje de ventas minoristas correspondiente al comercio online está muy por debajo del nivel europeo. Ahora lo que toca es seguir creando la infraestructura logística necesaria», detallan desde Deutsche Hypo. Y añaden que «en el segmento hotelero se observa también una revitalización y un acercamiento entre las expectativas de los vendedores y los compradores, por lo que se prevén más transacciones en el futuro».

E el caso de las oficinas, la entidad germana detecta una «mayor actividad en Barcelona, mientras que en Madrid apenas hay oferta en el mercado». Según sus datos, en la capital catalana «se están volviendo a alcanzar cifras récord y en Madrid el mercado volverá a reactivarse».

Deutsche Hypo insiste en que, en términos generales, el retroceso no ha sido tan severo como se esperaba y, «aunque todavía no se ha alcanzado el nivel de 2019, nos estamos acercando«. Además, recalca que los inmuebles siguen siendo un activo muy demandado y que la clave a futuro es «mantener a la vista cómo evolucionan los intereses y la inflación», que en muchos países está en niveles máximos desde los años 90.