El Ministerio de Justicia trata de controlar el colapso de los juzgados especializados en cláusulas abusivas de los bancos y potenciar la vía extrajudicial. Para ello, estudia penalizar con intereses a las entidades financieras que actúen con mala fe y acudan a los tribunales solo por alargar el proceso y retrasar la devolución de las cantidades a deber.

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha anunciado que se preparan cambios normativos para controlar la avalancha de demandas por cláusulas abusivas que colapsan los juzgados especializados desde su creación en junio de 2017. En menos de año y medio se han presentado más de 250.000 demandas, de los que apenas se resuelven dos de cada 10 casos, y además se están produciendo casos en los que el juzgado tarda más de un año en admitir a trámite la demanda

Para acabar con el cuello de botella, el ministerio prepara medidas para potenciar la vía extrajudicial. Entre ellas, se encuentran nuevas normas para sancionar vía intereses a aquellos bancos que usen la vía judicial con mala fe para alargar el proceso y dilatar el pago de las cantidades a deber.

Para aplicar estas multas, el ministerio tendrá que reformar el decreto ley 1/2017 con el que se creó la vía extrajudicial, y la Ley de Enjuiciamiento Civil que permitiría a los jueces imponer, además de las costas, intereses sancionadores, cuando argumenten que la entidad actuó con mala fe.