Miquel Iceta

Miquel Iceta

A la ley catalana de alquileres podrían quedarle pocos días. Tal y como han confirmado desde el Ministerio de Política Territorial y Función Pública a idealista/news, el Gobierno quiere aprobar en el próximo Consejo de Ministros la impugnación ante el Tribunal Constitucional (TC) de dicha ley. Además, pedirá la suspensión de esta norma que limita los alquileres desde el pasado mes de septiembre

Miquel Iceta ya lo insinuó esta semana en el Congreso cuando el Sindicat de Llogaters preguntó, a través del grupo político Bildu, si el Gobierno tenía planeado finalmente suspender la ley. Iceta fue contundente: “Si una ley autonómica vulnera el marco competencial, tengo la obligación de presentar ese recurso”, tal y como recoge el diario El Periódico.

Esta decisión podría ser uno de los últimos capítulos de esta polémica ley, en la que se ha intentado mantener pactando, sin éxito, con el Govern catalán cambios en la redacción de la ley para ajustarla a la Carta Magna.

La impugnación por parte del Ejecutivo llega después de que fuera aprobada en septiembre de 2020 y después de que el TC admitiera a trámite el pasado enero el recurso de inconstitucionalidad del PP. 

En paralelo, la coalición del PSOE y Podemos lleva meses intentando sin éxito alcanzar un acuerdo entre ambos partidos para aprobar una norma estatal sobre los alquileres, con los morados presionando para que esta contenga un mayor nivel de protección para los inquilinos. 

El Sindicat de Llogaters, en movilización 

Al ser una ley promovida por ellos, el Sindicat de Llogaters, capitaneado por Jaime Palomera, está llevando a cabo movilizaciones para que no se presente el recurso. 

“Si el Gobierno del Estado decidiera impugnar la ley en el próximo Consejo de Ministros (15 de Junio), implicaría su suspensión inmediata. Se trata de una noticia preocupante para las miles de familias que en los últimos meses se han podido beneficiar de la regulación y, sobre todo, de las que están a la espera de firmar renovaciones”, dicen desde la asociación. 

También acusa a los partidos de “farsantes democráticos” y de “faltar a su palabra”: “el compromiso de la Regulación es uno de los puntos clave del pacto de Gobierno PSOE-UP, y los presupuestos y estabilidad del gobierno también están sujetas al impulso y protección de la Regulación catalana”, dicen. 

“Exigimos al Gobierno del Estado el compromiso de respetar la ley de Regulación, y que aprobará una Ley de Vivienda que la reconozca y extienda la Regulación en todas la Comunidades. Además, anunciamos movilizaciones inminentes de nuestra base y de las más de 4.000 entidades y organizaciones que dieron apoyo a la Regulación. Está en juego el futuro de los 61 municipios donde la regulación de los alquileres es plenamente vigente, y donde viven más de 5 millones de personas”, concluyen.

Ada Colau y la sanciones a inmobiliarias

Esta ley también ha derivado en sanciones a inmobiliarias desde el Ayuntamiento de Barcelona. La semana pasada, Barcelona pel Canvi llevó al pleno del consistorio barcelonés la suspensión de las sanciones a inmobiliarias hasta conocer el veredicto del Constitucional, con la mayoría de los votos en contra.

Eva Parera, una de las portavoces de Barcelona pel Canvi, expuso que se “debía tener sentido común, mirar hacia fuera y ver que son leyes que están siendo anuladas y que nos estamos adelantando con las multas”.

“Nadie habla de no aplicar la ley, sólo pedimos que haya prudencia, que esperemos al veredicto del Tribunal Constitucional y que no se multen a portales de Internet que son meros escaparates, ya que no pueden ser declarados responsables directos de las faltas de las personas que lo utilizan -explicó Parera- además de que hay jurisprudencia al respecto y no son los responsables”.

“Ahora mismo, estas multas son una batalla que no nos lleva a ningún sitio y lo único que hacen es crear inseguridad jurídica, además de que, si el Tribunal Constitucional tumba esta regulación, se deberán devolver las multas con recargo. Solo pedimos prudencia”, concluyó Parera.

Los otros partidos a favor de “ser cautos” fueron Ciudadanos y Partido Popular, que aseguraron que este tipo de sanciones “crean inseguridad jurídica y dan mala imagen para algunas empresas tecnológicas que ven a Barcelona como una ciudad donde expandirse o instalarse para liderar su negocio en Europa”.

Cómo funciona la limitación del alquiler en Cataluña

Para que un contrato de arrendamiento esté afectado por la limitación de rentas es necesario que cumpla determinados requisitos y, además, que no pertenezca a determinadas categorías expresamente excluidas. En concreto, los contratos de arrendamiento que quedan sometidos a la Ley 11/2020 deben cumplir, cumulativamente, las siguientes circunstancias:

(a) El contrato debe concluirse a partir de mañana. La norma no afecta a contratos ya concluidos salvo en caso de que estos se noven con posterioridad a que el área correspondiente se declare como «área con mercado de vivienda tenso» y la novación suponga una ampliación de la duración del contrato o una modificación de la renta.

(b) El contrato debe ser de arrendamiento de vivienda (la norma no resulta de aplicación al arrendamiento de locales).

(c) La vivienda arrendada debe estar destinada a residencia permanente del arrendatario.

(d) La vivienda arrendada debe estar situada en un área que haya sido declarada como «área con mercado de vivienda tenso».

Por otro lado, y aunque cumplan los requisitos anteriores, están excluidos de la aplicación de la Ley 11/2020 los contratos suscritos antes del 1 de enero de 1995 y aquellos que estén sujetos a regímenes especiales de determinación de la renta incluyendo:

(a) Los que tienen por objeto viviendas sujetas a un régimen de protección oficial.

(b) Los que tienen por objeto viviendas integradas en redes públicas de viviendas de inserción o de mediación para el alquiler social o en el Fondo de vivienda de alquiler destinado a políticas sociales.

(c) Los de carácter asistencial.

(d) Los que se suscriban de acuerdo con las disposiciones legales aplicables al alquiler social obligatorio.

Sólo están sometidos al régimen de contención de rentas los contratos de arrendamiento que se refieran a viviendas situadas en áreas que hayan sido declaradas como «áreas con mercado de vivienda tenso».

Por ahora, estos son los correspondientes municipios: Badalona, Barberà del Vallès, Barcelona, Blanes, Calafell, Castellar del Vallès, Castelldefels, Cerdanyola del Vallès, Cornellà de Llobregat, Esplugues de Llobregat, Figueres, Gavà, Girona, Granollers, L’Hospitalet de Llobregat, Igualada, Lleida, Manlleu, Manresa, Martorell El Masnou, Mataró, Molins de Rei, Montcada i Reixac, Montgat, Olesa de Montserrat, Olot, Palafrugell, Pallejà, Pineda, El Prat de Llobregat, Premià de Mar, Reus, Ripollet, Rubí Sabadell, Salou, Salt, Sant Adrià de Besòs, Sant Andreu de la Barca, Sant Boi de Llobregat, Sant Cugat del Vallès, Sant Feliu de Guíxols, Sant Feliu de Llobregat, Sant Joan Despí, Sant Just Desvern, Sant Pere de Ribes, Sant Vicenç dels Horts, Santa Coloma de Gramenet, Santa Perpètua de Mogoda, Sitges, Tarragona, Terrassa, Tortosa, El Vendrell, Vic, Viladecans, Vilafranca del Penedès, Vilanova i la Geltrú y Vilassar de Mar.

¿Y cual es el precio de referencia que actúa como límite de rentas?

Este precio se establece a partir del índice de referencia de precios de alquiler de viviendas al que se puede acceder a través del portal de internet de la Generalitat. Para determinar el límite de rentas se tiene en cuenta el índice (que aparece marcado en rojo), no los márgenes de precio superior e inferior.

No obstante, el precio podrá incrementarse en dos supuestos: si en el último año se han ejecutado en la vivienda obras que mejoren su habitabilidad, seguridad, confortabilidad o eficiencia energética o si concurren en la vivienda al menos tres de las siguientes características el índice puede incrementarse en hasta un cinco por ciento: ascensor, aparcamiento, vivienda amueblada, sistema de calefacción o refrigeración, zonas comunitarias de uso compartido (como jardín o azotea), piscina comunitaria o equipamientos análogos, servicios de conserjería en el edificio o vistas especiales.