Europa Press

Europa Press

El Gobierno ha anunciado la puesta en marcha de un cheque de 90 euros por hogar para cubrir las necesidades de calefacción de los consumidores vulnerables que ya se acogen al llamado bono social térmico.

Así lo ha anunciado la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde ha detallado el nuevo real decreto aprobado para contener los efectos que el alza de los precios energéticos está causando en consumidores y empresas, y cuyo objetivo es «proteger a los consumidores». 

Una de las principales medidas es la creación de un cheque adicional a las ayudas que ya reciben estos consumidores vulnerables por medio del bono social térmico, ante la subida de la electricidad y del gas que se lleva registrando desde hace meses.

En concreto, el cheque estará disponible desde diciembre y que a tal fin, el departamento que encabeza liberará las partidas económicas necesarias que serán distribuidas a las comunidades autónomas para el abono de esta ayuda. Se trata una medida extraordinaria que solo durará este invierno. 

Asimismo, el Gobierno ha aumentado los descuentos que ya se aplican al bono social eléctrico y al que se acogen 1,2 millones de hogares. Los descuentos pasarán ahora del 25% al 60% de forma general y del 40% al 70% para los casos severos, que se mantendrán hasta el 31 de marzo. 

Por otro lado, y como estaba previsto, el Ejecutivo ha prorrogado hasta el próximo 28 de febrero las medidas que forman parte del llamado ‘escudo social’ para los consumidores vulnerables, entre las que se encuentran la prohibición de corte de suministros (que incluye energía eléctrica, gas natural y agua), la paralización de los desahucios o la posibilidad de pedir una moratoria o condonación del alquiler si el arrendador es un gran propietario.