Ministerio de Asuntos Económicos

Ministerio de Asuntos Económicos

El Gobierno avanza en la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado de 2021. El Consejo de Ministros ha dado luz verde a una subida del techo de gasto, que marca el límite de gasto no financiero que pueden realizar las Administraciones y que se convierte en el paso previo a la tramitación de las cuentas públicas, y ha actualizado las previsiones económicas sobre las que se basarán, que incluyen un escenario peor de lo previsto hasta ahora para 2020, pero más optimista de cara al año que viene.

En concreto, el Gobierno estima una contracción del PIB de hasta el 11,2% en 2020 (frente a la recesión del 8% prevista para el conjunto de la eurozona), así como una tasa de paro de hasta el 17,1%, así como una caída del consumo privado superior al 12%, un desplome de las exportaciones de casi un 23% y una disminución de la inversión de más del 18%. De cara al año que viene prevé un crecimiento económico de hasta el 7,2% y un aumento de los ingresos tributarios respecto a este año, mientras que el desempleo apenas mejorará en dos décimas (16,9%).

Ministerio de Asuntos Económicos

Ministerio de Asuntos Económicos

La revisión a la baja de las previsiones para el ejercicio en curso se producen a pesar de la mejora que ha registrado el PIB en verano. A pesar de que el Gobierno adelantó un crecimiento cercano al 10%, la vicepresidenta económica Nadia Calviño ha asegurado que el dato estará más en el entorno del 13%, en línea con las estimaciones del Banco de España o la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).

Calviño también ha recordado que, gracias a las diferentes medidas aprobadas desde que estalló la crisis del coronavirus (como la flexibilización de los ERTE, el apoyo a la liquidez de empresas a través del ICO, la ampliación de plazos tributarios o las ayudas a hipotecados e inquilinos vulnerables), «han evitado una recesión del 25% del PIB y la destrucción de más de 3 millones de empleos».

Techo de gasto récord

Por otro lado, el Gobierno ha anunciado que el techo de gasto de 2021 superará los 196.000 millones de euros, incluyendo los fondos europeos que va a recibir España por parte de la UE para frenar el impacto de la crisis sanitaria, así como unas transferencias extraordinarias a autonomías y Seguridad Social. El montante total se convierte en el más alto de la historia, tras un alza de más del 50%. 

Según la documentación oficial, «es una cifra que no admite una comparación homogénea con ejercicios anteriores por el contexto de pandemia en el que se ha elaborado y porque incluye transferencias extraordinarias a CCAA y Seguridad Social, así como la absorción importante de un primer paquete de fondos europeos». 

El Ejecutivo también ha suspendido las reglas fiscales en 2020 y en 2021. «Se trata de una medida extraordinaria que se adopta en un escenario de pandemia y que se sustenta en la decisión adoptada por la Comisión Europea de activar la cláusula de salvaguarda para este año y el próximo», aclara Economía, que aclara que con esta medida el objetivo «es poner a disposición del conjunto de las Administraciones Públicas todas las herramientas posibles para hacer frente a la emergencia sanitaria y, al mismo tiempo, permitir una flexibilidad fiscal que permita impulsar la recuperación económica y social». 

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se ha mostrado optimista de cara a la aprobación de los Presupuestos de 2021, después de que Bruselas se haya mostrado a favor de aumentar el gasto público y de no aplicar los criterios de estabilidad financiera ni este año ni el próximo para poder impulsar la recuperación económica. 

Así, el Ejecutivo contempla una fuerte subida del déficit público, que podría situarse este año en el 11,3% del PIB y en 2021, en torno al 7,7% del PIB (frente al 3% máximo que marca Bruselas), e insiste en su compromiso de ir reduciéndolo sin hacer recortes. La deuda pública, por su parte, se situará este año en torno al 118% del PIB a cierre de este año.