Fuente: Linkedin

Fuente: Linkedin

El capital internacional se fija en España para crecer. La firma de inversión privada Ardian ha ampliado su actividad inmobiliaria a el mercado español, donde invertirá en activos no residenciales, principalmente oficinas, ubicadas en zonas estratégicas de las ciudades de Madrid y Barcelona.

Ardian, que ya operaba en España con sus fondos de infraestructuras, ‘mid-cap buyout’ y ‘growth’, extiende así su negocio de inmobiliario, centrado desde 2015 en Francia, Italia y Alemania, al territorio español.

Al frente de esta nueva división se incorpora Edmund Eggins, ex director de inversión de Colonial, que cuenta con diez años de experiencia en el sector inmobiliario, donde ha trabajado en la socimi Axiare Patrimonio y en Savills.

Ardian Real Estate cuenta con un equipo de 19 profesionales y más de 16 activos en su cartera ubicados en París, Milán, Roma, Munich y Berlín. Su primer fondo, ‘AREEF I’, levantó 738 millones de euros.

«La llegada de Ardian Real Estate a España es un paso natural. Las grandes oportunidades que vemos en el sector inmobiliario hacían que España fuese uno de los países prioritarios para nuestra expansión», ha resaltado Rodolfo Petrosino, Senior Managing Director responsable del Sur de Europa.

«España es un mercado con un gran potencial gracias al dinamismo de su economía y tejido empresarial, además del atractivo que tienen las empresas internacionales con ciudades como Madrid y Barcelona, que se encuentran entre las ciudades más emblemáticas de Europa», ha añadido Edmund Eggins.