La pandemia ha sacudido el mercado hotelero y ha puesto entre las cuerdas a los propietarios de estos activos, incluso los más selectos y ubicados en zonas ‘prime’ de las principales ciudades de España. Es el caso del Mandarin Oriental de Paseo de Gracia de Barcelona: el fondo Farallon, propietario del inmueble desde que el pasado marzo comprara la deuda a la empresaria andorrana Maria Reig, ha decidido sacarlo al mercado con un precio de 200 millones de euros, según han explicado fuentes cercanas al proceso de venta a idealista/news.

Reig Capital era, hasta marzo, el propietario del inmueble ubicado en los números 38 y 40 Paseo de Gracia. Ese mes cambió de manos después de que el fondo de inversión californiano Farallon llevara a cabo una operación de compra de la deuda del grupo andorrano con Caixabank, estimada en alrededor de 450 millones de euros.

Según adelantaron desde Expansión, el origen de la deuda de Maria Reig con CaixaBank es anterior a la inversión en el Hotel Mandarin, inaugurado en 2009 y considerado como uno de los más lujosos de Barcelona. Hay que remontarse a 2006, cuando La Caixa decidió desprenderse del 46,35% de las acciones que poseía en Crèdit Andorrà. La antigua caja de ahorros vendió esta participación por 927 millones, lo que le generó unas jugosas plusvalías de 425 millones.

La operación incluía una opción de compra preferente del 17% de las acciones a favor de Maria Reig, que ésta decidió ejercer, lo que le permitió elevar al 20% su participación en el banco andorrano. La empresaria financió parte de la compra con recursos propios, pero acudió además a un préstamo de 200 millones que le dio también La Caixa.

Según fuentes próximas a Maria Reig, “su error” fue, posteriormente, en una refinanciación, incluir en un mismo paquete el crédito por las acciones de Crèdit Andorrà y los préstamos del Mandarin, por lo que todo quedó mezclado. Este movimiento ha llevado a que sea Farallon quien gestione la venta del hotel, embolsándose así el importen completo de la venta del activo, que le ayudará a cancelar parte de la deuda y ha embolsarse una plusvalia superior.

Farallon fue creado por el financiero norteamericano Tom Steyer, que a principios de año se retiró de la carrera presidencial demócrata en Estados Unidos, en la que había invertido más de 150 millones de dólares. El multimillonario y filántropo es uno de los principales adversarios de Donald Trump, con quien ha protagonizado múltiples rifirrafes y enfrentamientos públicos a través de las redes sociales.

Con un capital de 27.000 millones de dólares, oficinas en seis países y 200 empleados, este fondo de inversión en deuda y activos de alto riesgo deberá ahora intentar recuperar el préstamo de 445 millones.

Los hoteles cuelgan el cartel de ‘se vende’

El Mandarin Oriental de Barcelona es uno de los muchos hoteles que han colgado el cartel de ‘se vende’ desde que estallara la crisis del covid-19. Cientos de hoteles españoles ya están negociando su venta con descuentos de hasta el 15%, y casos en los que el precio por habitación baja hasta los 100.000 euros, cuando hace meses había casos que se acercaban a los 400.000, según un reportaje de El Mundo.

Andalucía y Baleares concentran este fenómeno, que se da algo menos en Canarias gracias a su menor estacionalización. Fondos extranjeros como Blackstone, Atom, Portobello, Covivio y CBRE, que ya suman más de 200 hoteles en España, buscan disparar su cartera en los próximos meses con distintas adquisiciones por toda España.

Los créditos ICO y los ERTE han permitido ganar tiempo a algunas empresas hoteleras vulnerables, evitando malvender por la depreciación coyuntural del mercado a causa de la nefasta temporada turística por el coronavirus, aunque en ciertos casos la espera no aguanta más y no queda otra opción.

Entre los activos que han ido saliendo al mercado estas últimas semanas se encuentran el Fairmont Rey Juan Carlos I (en Barcelona), que según fuentes del mercado hotelero está a la en venta “por un precio simbólico” que oscila entre los 60 millones de euros y los 100 millones de euros, o Único Hotels, en Madrid, que ha encargado a CBRE la venta del lujoso establecimiento ubicado en el barrio de Salamanca.