Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

Jueves negro para el sector financiero. Esta mañana el Tribunal Supremo ha hecho pública una sentencia que sitúa a los bancos en el ojo del huracán: son los responsables de pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) de las hipotecas. 

>> Cómo reclamar los gastos de la hipoteca

El fallo rectifica la postura que tenía hasta ahora el Alto Tribunal sobre la materia y ha tenido un impacto directo (y negativo) en los mercados. A mediodía, la banca ya lideraba las caídas del Ibex 35, con descensos que alcanzaban el 7% en algunos casos. Y la sesión no ha terminado de mejor manera: los seis bancos que cotizan en el Ibex 35 (Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell, Bankia y Bankinter) y Liberbank (del mercado continuo) han terminado el día con fuertes caídas que les han restado cerca de 6.000 millones de euros de valor en bolsa. Santander y BBVA han sido los que menos han capeado el temporal, mientras que Bankinter, Sabadell y Liberbank se han dejado más de un 6% en el parqué.

El sector financiero, el que más pesa dentro del selectivo, ha arrastrando a todo el Ibex, que ha cerrado con un descenso del 1,2%. Ha sido el parqué que más ha caído en toda Europa y ha cerrado en mínimos desde 2016. 

El castigo que ha sufriedo el sector en bolsa está en línea con las primeras reacciones de los expertos, que sostienen que la noticia es buena para los hipotecados pero todo un revés para el sector. Además, el fallo podría tener un impacto directo en el mercado hipotecario. 

¿Cuánto he ganado o perdido con mis acciones?:


https://finect.com/pillbuilder.min.js

Según Fernando Encinar, director de estudios de idealista, “a corto plazo, la sentencia podría endurecer de forma inmediata la concesión de nuevos préstamos recuperando las comisiones de apertura (que muchos bancos ya habían eliminado) e incrementar los diferenciales de las nuevas hipotecas. La sentencia, muy negativa para los que quieran hipotecarse a partir de ahora, se suma a la incertidumbre actual en el sector bancario, que sigue a la espera de que se apruebe la nueva ley hipotecaria”. No obstante, Encinar también señala que “la fuerte competencia entre los bancos por captar nuevos clientes podría minimizar estas posibles subidas, es probable que la sentencia dificultará el acceso al crédito para los que estén ahora intentando comprar una casa”.

Lo mismo opinan desde Agencia Negociadora, que insisten en que se podría ralentizar la concesión de hipotecas, se encarecerá el crédito y será más complicado acceder a financiación para la compra de una vivienda. Según sus cálculos, la decisión del Alto Tribunal podría tener un impacto para la banca de unos 4.000 millones de euros. Renta 4 cree que la cifra no bajará de los 2.000 millones. 

Desde la OCU aplauden la sentencia y recuerdan que “el consumidor tiene derecho a reclamar todos los gastos hipotecarios cobrados de forma abusiva, incluido el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (AJD), que además es el gasto más importante que soporta el consumidor en la constitución de una hipoteca. Para un préstamo de 150.000 euros, puede oscilar en 1.000 y 4.050 euros, en función de la Comunidad Autónoma y el año en que se firmó la hipoteca. A esa cifra, habría que añadir todos los demás gastos hipotecarios”.