A estas alturas, nadie pone en duda que el mercado laboral está mucho mejor que en la crisis. El paro se está reduciendo y se crean miles de puestos de trabajo, pero la realidad sigue siendo cruda para los menores de 25 años.

Según el análisis que ha realizado la consultora Randstad partiendo de los datos del INE, en más de la mitad de España la tasa de ocupación juvenil es inferior al 70%. Tan solo en seis autonomías trabajan como mínimo siete de cada 10 menores de 25 años. En otras cinco, sin embargo, el porcentaje no llega al 60%, lo que significa que están ocupados menos de tres de cada cinco.

La tasa de empleo juvenil se sitúa actualmente en el 65,3% en España y es el nivel más alto desde 2009. De hecho, estamos muy lejos de los mínimos de 2013. Ese ejercicio, uno de los peores para la economía española, la ocupación juvenil llegó a situarse en el 44%. A pesar de la mejora, el dato igual sigue muy por debajo de 2008 (por aquel entonces trabajaban al menos tres de cada cuatro menores de 25 años).

Dejando a un lado los promedios, los resultados difieren mucho de las CCAA. Aragón, por ejemplo, lidera la tabla con casi un 76% de ocupación juvenil, mientras que Extremadura y Andalucía cierran la lista con una tasa de empleo inferior al 55%. Así está la tasa en cada región y así estaba hace 10 años:

Bajada de dos dígitos

Si miramos las cifras anteriores descubrimos que, de media, la ocupación de los menores de 25 años ha descendido en 11,1 puntos porcentuales. El desplome, sin embargo, supera los 15 enteros en CCAA, precisamente las mismas que registran la tasa de empleo más baja.

Los dos mayores descensos se producen en Asturias y Castilla-La Mancha, con una caída de 22,8 puntos y 23,4 puntos, respectivamente. También destacan los datos de Extremadura (-19,8 puntos), Andalucía (-18,6) y Murcia (-15,6). Otras regiones que también registran una bajada superior al promedio nacional son Navarra (-14.4 enteros), Galicia (-13,7), Cantabria (–1,6) y Cataluña (-11,3).

En el otro extremo encontramos cinco comunidades cuya tasa de empleo juvenil está cerca del nivel precrisis: País Vasco, Madrid, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Aragón. En su caso, la tasa de ocupación actual es 3 puntos inferior a la de primavera de 2008. Estas son las caídas que ha registrado cada región desde entonces:

CCAA Diferencia 2018 vs. 2008 (pts. porcentuales)
Castilla-La Mancha -23.4
Asturias -22.8
Extremadura -19.8
Andalucía -18.6
Murcia -15.6
Navarra -14.4
Galicia -13.7
Cantabria -11.6
Cataluña -11.3
Media nacional  -11.1
Baleares -10.1
La Rioja -8.5
País Vasco -5.5
Madrid -5.4
Castilla y León -5.2
Comunidad Valenciana -4.7
Canarias -4.3
Aragón -3