El fundador y antiguo propietario de PokerStars, Mark Scheinberg, apuesta por el ladrillo madrileño. Después de hacerse con el 50% de la Operación Canalejas por 225 millones de euros, ahora busca invertir en edificios, sobre todo de oficinas, situados en la capital de España. El problema con el que se encuentra es la falta de oferta de calidad, tras dos años récord en inversión.