Darya Homes

Darya Homes

La pandemia ha cambiado la forma que tenemos de mirar nuestras viviendas, pero no la ha revolucionado. La consultora Knight Frank ha presentado un informe en el que, a través de una encuesta realizada entre 160 promotores de 22 países, se observa como el covid-19 está acelerando algunas tendencias en cuanto al diseño de viviendas y como la flexibilidad es la clave. No obstante, el informe revela que “hay pocas evidencias que indiquen la necesidad de diseñar específicamente viviendas de cara a futuros confinamientos”.

Según este análisis, la pandemia ha propiciado un replanteamiento en el cómo y el dónde quiere vivir la gente. Por ese motivo algunas promociones están introduciendo modificaciones en diseños preexistentes, planteando nuevas soluciones relacionadas, entre otros aspectos, con espacios para teletrabajar o con estilos de vida más saludables. El informe también muestra ciertos retrasos en algunos mercados en cuanto a la entrega de promociones, si bien este no es el caso de Madrid, ya que aquí sí que se están cumpliendo los plazos en los lanzamientos previstos, con la llegada inminente de nuevas promociones al mercado.

Como explica Flora Harley, socia y global residential research de Knight Frank, “todavía es pronto para confirmar el impacto real de la pandemia en el entorno de los desarrollos, pero está claro que ha acelerado tendencias preexistentes y ha impulsado nuevas ideas para desarrollos actuales y futuros”.

Es importante destacar que el nivel de actividad que se ha visto en el mercado durante la crisis, a nivel global y específicamente en Madrid, demuestra la capacidad de resiliencia de la demanda de viviendas diseñadas y construidas antes de la pandemia. Incluso, a modo de ejemplo, los datos de Knight Frank muestran que el número de ofertas aceptadas en agosto en ciudades como Londres fue el más alto registrado en un mes. También en la capital inglesa, por ejemplo, entre enero y agosto, en el segmento de viviendas de entre 5 y 10 millones de euros, se produjo un aumento del 18% de las ventas respecto al mismo periodo de 2019. 

Aunque es probable que el impulso inicial de los promotores de introducir cambios en los diseños preexistentes se vaya conteniendo, el informe de Knight Frank sí constata la voluntad de estos de tener en cuenta algunos cambios inspirados por el covid-19, como serían:

  • Espacio para trabajar en casa. Tres cuartas partes de los promotores consultados son partidarios de dar una mayor importancia a la tecnología e incorporar un espacio de trabajo en el hogar buscando la flexibilidad.
  • Un estilo de vida más saludable y ecológico. El 38% de los promotores se plantea más ahora incluir en sus desarrollos instalaciones para bicicletas, en comparación con un 17% que considera ahora en mayor medida la disponibilidad de espacio para aparcamiento. Todos los aspectos relacionados con el bienestar, y con estilos de vida más saludables, han pasado a tener una mayor importancia entre los compradores. Por eso los promotores están analizando cómo mejorar la calidad de vida que sus desarrollos pueden ofrecer en este sentido a través de distintos servicios y espacios. Accesos sin contacto a la vivienda, casilleros para la entrega de paquetería o la posibilidad de contar con room service son algunas de las características a las que se le dará más importancia en el futuro, ahora que, debido a la pandemia, mucha gente se ha parado a pensar cómo quiere vivir.
  • Atractivo urbano. Mientras que el 41% de los participantes en la muestra afirmaron que están buscando desarrollos en distintas ubicaciones -tanto ciudades, como segundas residencias y zonas rurales-, el 45% afirmó que se están centrando en las ciudades.
  • Uso mixto. Un tercio de los promotores está considerando hacer un mix no planteado hasta el momento, incluyendo espacios para trabajar y zonas de coworking; será interesante ver cómo se desarrollan estos elementos en un futuro.  
  • Más promoción local. Tras un periodo de restricciones al movimiento como el que se ha vivido, dos de cada cinco promotores afirmaron que se muestran ahora más sensibles a las necesidades del mercado doméstico.   
  • Visitas virtuales. Prácticamente dos de cada tres participantes ven un nuevo modelo de ventas a través de las visitas virtuales a partir de ahora. Estas permiten nuevos procesos con una experiencia de compra inmersiva, dando a los compradores la capacidad de hablar directamente con el arquitecto o diseñador a través de webinars, por ejemplo, lo que permite una mayor interacción con el promotor y una mejor experiencia de compra.