El Corte Inglés

El Corte Inglés

El Corte Inglés ya ha recibido la primera oferta por la cartera de inmuebles que ha puesto a la venta, que incluye superficie comercial, oficinas, aparcamientos, suelos viviendas o tiendas, entre otros activos. El interés proviene de uno de los grandes fondos del mundo Apollo Global Management, que ha comunicado su intención de hacerse con el 100% portfolio a través de una oferta no vinculante.

El grupo de grandes almacenes encargó la venta a PwC a finales de marzo de 2019, que incluye 95 activos repartidos en distintas ubicaciones de España. La consultora abrió el proceso a un número limitado de potenciales inversores en abril.

Según fuentes cercanas a la operación, la oferta de Apollo no ha convencido lo suficiente al equipo directivo de El Corte Inglés y se ha mantenido el proceso abierto con el fin de buscar más opciones y recibir nuevas ofertas. Además, se ha abierto la posibilidad de que los interesados pujen por activos concretos o parte de la cartera que sea de su interés, una fórmula para maximizar el valor de los inmuebles. Tanto El Corte Inglés como PwC han declinado hacer comentarios sobre esta información.

El grupo de distribución cierra el plazo el 24 de mayo para recibir todas las ofertas, en un proceso que ha conseguido el interés de numerosos inversores nacionales e internacionales.

Cuando la compañía reciba todas las propuestas por los distintos activos, comenzará el momento de hacer un puzle por parte de PwC, para adjudicar cada activo o parte de la cartera con el interés concreto de cada inversor. Si bien esta fórmula suele conseguir ofertas más altas, puede provocar que haya propiedades que se queden sin vender. Por eso, no se descarta que finalmente se acepte la propuesta de Apollo si mejora la oferta.

La mayor parte de los inmuebles, con 1,2 millones de m2, están situados en grandes capitales como Madrid, Barcelona, Málaga y Sevilla, donde el grupo de centros comerciales dispone de más presencia. De los 95 activos, 14 corresponden a centros comerciales y oficinas, 16 parcelas y el resto son tiendas pequeñas, aparcamientos, almacenes y otros inmuebles.

Respecto a los 14 centros comerciales que pone a la venta, el grupo se mantendrá como inquilino. La cadena de grandes almacenes espera empezar a contactar en los próximos días con los inversores para comenzar a recibir las primeras ofertas a finales de abril.

Esta venta supondrá el primer paso después de que el grupo anunciara el año pasado que estudiaba la situación de 130 activos inmobiliarios para su venta. De esta forma, no se descarta que en un futuro saque a la venta el resto de activos que tenía en estudio con los que esperaba recaudar entre 1.500 y 2.000 millones.

Según una tasación de Tinsa, la cartera inmobiliaria de El Corte Inglés está compuesta por más de 10 millones de m2 y tiene un valor de más de 17.000 millones de euros. Pero durante el año pasado, el grupo acometió varias desinversiones para reducir su deuda. En los últimos dos años, El Corte Inglés ha obtenido más de 500 millones de euros por la venta de activos no estratégicos.