La histórica y céntrica calle Carretas fue el germen del ‘retail’ en Madrid tal y como se conoce hoy en día, pero nada es eterno. Su cambio de público objetivo, el mix comercial, la crisis que sufre el comercio debido al covid-19 y el resurgir de otros ejes como Gran Vía han hecho que gigantes como Zara, propiedad de Inditex, dejen de operar en esta calle. Si bien muchos profesionales achacan este cierre al cambio de estrategia del grupo gallego con su marca estrella, son más los que califican la clausura de este local como el primer “mártir” de la crisis del ‘retail’ en plena pandemia. Un hito que marcará el futuro del comercio de esta nueva era.

Tal y como adelantó idealista/news, Zara cerrará el próximo abril su tienda ubicada en el número 6 de Calle Carretas, un local propiedad de Mutualidad de la Abogacía que cuenta con siete plantas y una superficie de más de 2.600 m2. Este punto de venta fue el primero de Zara que abrió Inditex en Madrid y el primero que abrió también fuera de Galicia. Y escoger calle Carretas no fue una decisión a la ligera: “Aquí nació el ‘retail’ tal y como lo conocemos hoy en día en España”, explica Luis Lara, fundador de la consultora Retalent.

“Aquí se estableció Sederias Carretas, una propuesta de valor totalmente diferente a la época, centrada en el servicio al cliente”, dice Lara. Desde sus inicios, el fundador de esta tienda (Pepín Fernández) quiso hacer famoso el establecimiento con un gran dominio de la comunicación, especialmente a través de la publicidad. Por ejemplo, dio todo un golpe de efecto para demostrar su total devoción al cliente al publicar, pocas semanas después de su apertura, un anuncio en el que rogaban a una clienta que volviese porque había pagado de más.

“Con el paso de los años, el tipo de cliente que compraba en calle Carretas ha ido virando a otras zonas. Las décadas de los ochenta, los noventa y los 2000 fueron la edad de oro de esta calle, pero ahora no puede luchar con otros ejes de primer nivel como Sol, Arenal, Preciados y Gran Vía”. “Y Zara lo sabe, así como sabe que su público objetivo ya no está en esa calle. La crisis del covid-19 no ha hecho que se cierre la tienda, pero sí que ha acelerado la decisión”.

Susana Elhombre, directora de ‘retail high street’ en CBRE, coincide con Luis Lara en que el cierre se debe a un cambio en el plan del grupo. “Sin duda es un gran hito que Zara cierre la primera tienda que abrió en Madrid, pero si pensamos en la estrategia del grupo en el último año, hoy en día no creo que hubieran elegido esta ubicación para abrir un establecimiento. Antes de la pandemia ya observábamos que el mercado ‘prime’ se estrechaba y que el protagonismo quedaba en manos de muchas menos calles. A medio plazo veremos cómo los ejes más selectos experimentarán una recuperación mas rápida que otros ejes colindantes que arrastrarán durante mas tiempo las secuelas”.

“La salida de Zara permitirá la entrada a nuevos ‘retailers’ cuya estrategia no esté basada en el posicionamiento sino en el servicio, y busquen el ‘footfall’ (el número de peatones que pasan por delante de la tienda) como prioridad”, concluye Elhombre.

Y esto lo sabe bien Ignacio Acha, socio de ‘retail agency’ de Cushman&Wakefield, consultora inmobiliaria que se encargará en exclusiva de la comercialización de este local. Acha antepone una máxima a este cierre, y es que “ningún ‘retailer’ debería mantener 50 años su primera tienda abierta: las ciudades crecen, los ejes comerciales cambian y lo que hoy es la mejor calle comercial de Madrid mañana puede convertirse en secundaria”.

Aun así, el consultor pone en contexto el cierre de esta tienda, asegurando que la situación por la que atraviesa el ‘retail’ en las principales ciudades de España también tiene que ver con esta decisión.  “Aunque si es cierto que en estos momentos la actitud debe ser positiva, la realidad y la objetividad deben poner las situaciones del mercado en el contexto real”, dice Acha.

“Carretas es un eje estratégico del centro de Madrid que ayuda a generar un recorrido comercial y sinergias de circulación en la zona centro, una vía de acceso y conexión de la Puerta del Sol y sede de muchas marcas y conceptos ‘retail’. Es por ello que la calle se ha incluido en esa mejora de la ciudad como algunos otros ejes y que ese cambio sustancial provoca que ahora mismo es mejor de lo que llegó a ser desde el punto de vista de accesibilidad, visibilidad, modernidad y entorno”, aseguran desde la consultora.

Para José Burguete, director de high street investment de aRetail, «Carretas ha sido, es, y será una gran calle, con un nivel de footfall espectacular, pero hoy en día (y hablamos de “X” años después) ya no es el perfil de ubicación que busca una empresa como Zara». Conincide con el resto de expertos en que «es una calle perfecta para otros operadores, con un tenant mix interesante, y como decimos, con un gran nivel de footfall, que conecta directamente con la Puerta del Sol, corazón de Madrid. Pero no todas las zonas comerciales son aptas para todos los operadores. Es muy difícil competir con zonas como Gran Via, Preciados o Fuencarral. Y a la hora de establecerse, “la dirección”, sigue siendo importante».

Pero, si eso es así ¿por qué Zara se va? Acha coincide con Elhombre: “porque su estrategia, nueva tendencia y nueva hoja de ruta no pasan por lo que representaba este ‘flagship store’ cuando se abrió. El coronavirus ayuda y acelera muchas tomas de decisión y planteamientos, pero no creo que en este caso sea causa-efecto, como no lo va a ser para otros puntos emblemáticos de toda España que ya estaban en esa hoja de ruta de cierres previos al covid. ¿El covid-19 ha acabado con el primer Zara de Madrid?, rotundamente no. Ni con este punto de venta, ni con la marca, ni mucho menos con la calle o esta localización”, asegura Acha.

Luis Lara añade que lo que dejará el covid-19 en el ‘retail’ español es una caída en picado del número de tiendas sin precedentes, “ya que en la crisis anterior el cierre de tiendas fue un valle, y en este caso será un escalón”. “El covid ha supuesto un avance de cinco años para el ‘retail’. Lo que íbamos a ir asimilando nos lo vamos a encontrar de repente. Muchos cerrarán porque no les quede otro remedio y otros cerrarán por estrategia”.

Acha coincide con Lara en que “hay ciclos en lo inmobiliario y en las marcas, y estos a veces se ven acelerados por elementos externos imprevisibles. Carretas, Madrid y las marcas ganarán al covid-19 y no al revés. Este local tiene nuevo inquilino seguro y solo el tiempo y el esfuerzo nos dirá cual es…”.

«Las calles están vivas, y con los años se van diseñando las zonas comerciales. Lo que hace 10 años era una zona prime, hoy puede considerarse que ha pasado a ser un eje más secundario dentro del High Street, y no por ello el siguiente paso es dejar de existir, ya que como decimos, no todos los operadores funcionan en el prime, o están hechos para el prime», dice Burguete.  Según concluye el consultor, hay muchas grandes compañías que en sus planes está abrir una tienda en calle Carretas.